Aleteia

La sonrisa, la mejor arma antiestrés

CYTATY ŚWIĘTYCH O RADOŚCI
+
Comparte

Trabajo, niños, pareja, atascos… El estrés puede llegarnos de varias maneras en la vida y puede incluso convertirse en nuestro compañero diario. Pero, ya sea duradero o pasajero, ¡es posible combatirlo con una sonrisa!

La sonrisa es un indicador no verbal de felicidad. ¿Y si el acto de sonreír pudiera tener un efecto beneficioso sobre el estrés e indujera un estado de una mayor alegría, de un gran bienestar?

Las sonrisas se dividen generalmente en “sonrisas estándar” que hacen intervenir los músculos que rodean la boca, y en “sonrisas auténticas” que emplean los músculos que definen a la vez la boca y los ojos. Es el segundo tipo de sonrisa el que influye más sobre nuestro estado físico.

¿Cómo funciona? Parece ser que la sonrisa, al igual que la risa, podría actuar sobre el cortisol, una hormona ligada al estrés. Sin duda ya te habrás percatado de lo difícil que es ser o mantenerse agresivo ante una sonrisa.

En efecto, ya sea ofrecida o recibida, la sonrisa invita a pensamientos positivos y, entonces, hace descender el nivel de estrés y de agresividad.

¡No escatimes con este recurso en la familia y la pareja!

Pruébese en el trabajo y en la familia

Esto es lo que dijo Clément cuando descubrió los resultados de varios estudios, como los de la Universidad de Texas y la Universidad de Tennessee (EE.UU.).

Y lo animó a recuperar el valor. La cuestión es que lamentaba que su mujer, Leticia, se mostrara tan a menudo como un pozo de contrariedades y enfurruñamiento. Él no sabía qué hacer para ayudarla a ver la vida bajo una óptica más optimista.

Un mayor dominio de sus expresiones faciales ayudaría sin duda a Leticia a sentirse más cómoda en la vida. Ofreciendo un rostro más luminoso, atraería también más reacciones agradables por parte de sus interlocutores. ¿No es lo que dice también la ley scout cuando defiende que “un scout sonríe y canta en sus dificultades”?

Es costumbre pedir a quienes trabajan de cara al público, como los profesionales de los supermercados, que ofrezcan sistemáticamente una sonrisa a sus clientes: “Piensa que, al sonreír, disminuyes la agresividad eventual de tus interlocutores”.

Así que, ¿por qué no utilizar también nosotros estos consejos en nuestra familia o en nuestro trabajo?

Marie-Noël Florant

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.