Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
jueves 29 julio |
Santa Marta
home iconEstilo de vida
line break icon

Prometidos enfadados, ¿futuros separados?

BREAKUP

By Antonio Guillem | Shutterstock

Edifa - publicado el 28/05/20

¿Deben los novios renunciar al matrimonio cuando las discusiones con continuas?

El tiempo de noviazgo no es necesariamente ese camino romántico e idílico del que los esposos (que ya lo han olvidado) hablan a veces con nostalgia.

Durante el noviazgo, los enamorados no nadan constantemente en un mar de felicidad. Hay estrés, discusiones, peleas y dudas que pueden someter a la pareja a una difícil prueba. ¿Qué factores causan estas situaciones?

Peleas  del noviazgo

Los novios pueden tener diferencias de carácter, de educación, de cultura, de religión… Pero lo más frecuente es que se trate simplemente de la inquietud de cada uno por proteger su personalidad en una relación que exige, inevitablemente, algunas renuncias.

Cuando estamos enamorados, podemos temer ser absorbidos por la personalidad demasiado fuerte del otro y no queremos ser personas dependientes. Así, puede instaurarse una lucha de poder, silenciosa o abierta, simplemente para poner a prueba al otro: “Necesito saber quién manda…”, “¿Me amas lo bastante como para ceder primero ante mis exigencias?”…

La tensión puede ser fuerte en algunas parejas en las que los prometidos han sido solteros durante mucho tiempo y han adquirido el hábito de hacerlo y decidirlo todo por sí solos.

Tensiones familiares

Tampoco se deben subestimar las causas exteriores a la pareja como fuentes de disputa. Para empezar, es posible que uno de los novios no sea muy aceptado en su familia política. Nunca es tan fácil como creemos dar a nuestro hijo o hija querida a otra persona… ¡Queremos que tenga la pareja perfecta!

De ahí los comentarios, las advertencias quizás de los futuros suegros o cuñados sobre la elección de la pareja, sobre sus defectos. Son palabras que quieren ser útiles pero que introducen la duda en la cabeza de alguno de los prometidos. Hay consejos relativamente imperativos (“Sobre todo, ¡no te dejes manejar al principio!”) que pueden generar el temor de que el cordón umbilical nunca se rompa, ni siquiera tras la boda.

También es posible que las dos familias no estén del todo de acuerdo con la celebración de la boda. Unos quizás sueñen con una boda espléndida (¡y cara!), mientras que los otros preferirían una boda más sobria. Y los preparativos, siempre más laboriosos de lo que se cree, más acaparadores de lo previsto, se convierten entonces en pretexto para discutir, tanto entre las familias como entre los prometidos.

¿Cómo gestionar esas disputas?

Primero hay que intentar comprender si esas peleas son graves o un asunto menor. Si son serias, pueden ser una señal de contraindicación para el matrimonio. ¡Cuántas parejas casadas se separan diciéndose que ya habían percibido durante el noviazgo que tomaban un camino equivocado y que lamentaban no haber tenido entonces el valor de romper!

La perspectiva de un tercero puede ayudar a confirmar esta intuición. Los padres también pueden ayudar en el discernimiento, con la condición de que no enciendan una luz roja (porque los amores contrariados son los más fuertes y los menos objetivos), sino una humilde luz ámbar.

Por el contrario, si las peleas tienen unas causas menores, si los prometidos pelean por nimiedades, no debería sorprenderles, es lo habitual en la convivencia de dos caracteres, de dos personalidades. El otro es el otro. Y antes de que se conviertan en uno, es necesaria una adaptación.

El otro no es perfecto. Es inevitable toparse con sus límites. Es necesario ajustarse a través de discusiones, renuncias y concesiones. El amor verdadero solo aparece cuando dejamos de idealizar al otro, cuando dejamos de soñar y llegamos a amar al otro tal y como es, sabiendo que, tal y como es –¡vistas también sus innegables cualidades, claro!- es posible un camino maravilloso.

Las peleas son una oportunidad para establecer algunas adaptaciones

Ser adulto significa gestionar de forma positiva lo imperfecto de la condición humana. Y las riñas de los prometidos a menudo no son más que la necesaria manifestación del proceso de adaptación.

Es frecuente, además, que, después de un noviazgo difícil, el primer año de casados sea más fácil de vivir porque el “trabajo” de adaptación ya se hizo antes. Por otro lado, después de un noviazgo idílico, el primer año de casados puede resultar difícil porque, tarde o temprano, hay que desidealizar al otro para alcanzar el amor auténtico.

Denis Sonet

Tags:
amor de parejabodanoviazgopareja
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
st charbel
Aleteia Líbano
¿Acaso no está sucediendo lo que dijo san Charbel?
2
Claudio de Castro
Cómo salvar nuestras almas en el último instante
3
PRO LIFE FLAG PROJECT
Zelda Caldwell
Recién adoptada la bandera internacional pro-vida
4
NORWAY
Dolors Massot
La selección de balonmano playa de Noruega ya no quiere usar biki...
5
MEXICO
Jesús V. Picón
Quería ser sacerdote para demostrar que Dios no existía
6
PRINCESS DIANA AND MOTHER TERESA
Mathilde De Robien
¿Sabías que la princesa Diana fue enterrada con un rosario?
7
Aleteia Team
Periodista musulmana: Lo que san Charbel me dijo en sueños
Ver más