Aleteia

¿Un panameño en Aleteia? (Un testimonio especial)

LStockStudio - Shutterstock
Comparte
Una noche de junio mi hija Ana Belén me llamó para decirme:

―Papá, ¿conoces Aleteia?

En esos días escribía para diferentes semanarios católicos y publicaba mis libros. Tenía una necesidad urgente de escribir sobre lo hermosa que es la vida cuando procuras vivir el Evangelio y tratas de cargar tu cruz, sin quejarnos tanto, aceptando, ofreciendo, amando.

Éstas eran virtudes que no poseía, suelo quejarme… pero las pedía a Dios insistente. Sabía que, si logras cargar tu cruz como decía santa Teresa, “abrazándola”, me iría mejor.

Bien lo decía Tomás de Kempis en su maravilloso libro: “Imitación de Cristo”.

“¿…por qué tenéis tomar la cruz, por la cual se va al reino? En la cruz está la salud, en la cruz la vida, en la cruz está la defensa de los enemigos, en la cruz está la infusión de la suavidad soberana, en la cruz está la fortaleza del corazón, en la cruz está el gozo del espíritu, en la cruz está la suma virtud, en la cruz está la perfección de la santidad. No está la salud del alma, ni la esperanza de la vida eterna, sino en la cruz. Toma, pues, tu cruz, y sigue a Jesús, e irás a la vida eterna”.

Busqué la página de Aleteia y empecé a enviarles mis escritos. Un buen día me escribieron para que me uniera al equipo. ¿Un panameño en Aleteia? Eso sí era una novedad. Me encantó recibir esta invitación. Me brindaba la oportunidad de hacer lo que tanto amaba, escribir sobre Jesús, la vida interior, nuestra fe y nuestra santa Madre Iglesia. Acepté de inmediato.

Estoy por cumplir un año más, escribiendo y publicando estos blogs para Aleteia que titulé: “LA GRAN AVENTURA DE MI VIDA”. Elegí ese nombre porque la vida, don de Dios, es toda una aventura. Cada día tienes la oportunidad de lograr grandes cosas, si te lo propones.

Me impresiona ver cómo los escritos que llegan a más personas siempre son aquellos en los que hablamos de Jesús «VIVO» en el sagrario.

Este año ha sido estupendo, casi termina, aún nos queda camino por recorrer y me siento feliz de tener tu compañía y saber que rezas por mí y mi familia, como yo pido a Jesús por ti, tu familia y tus necesidades.  La oración nos fortalece y hermana.

Sólo me resta DARTE LAS GRACIAS porque hemos andado por el camino de la vida buscando a Dios y me has acompañado durante un año más.

Tus comentarios me conmueven, sobre todo cuando me hablas de Jesús en el sagrario. Tus sugerencias, siempre las leo con atención, me ayudan a mejorar, buscar nuevos temas y me motivan a continuar, JUNTOS.

¡Dios te bendiga!

………….

 

Queremos recomendarte el reciente libro de nuestro autor Claudio de Castro y que ha dado mucho que hablar, sobre la acción del demonio en la Iglesia y la humanidad, y el arma PODEROSA que nos dejó nuestra Madre del cielo para luchar, EL SANTO ROSARIO.

El libro tiene aprobación Eclesiástica. Te paso los enlaces donde podrás adquirirlo.

libro de Claudio de Castro: «EL MUNDO INVISIBLE».

Si vives en los ESTADOS UNIDOS o en países de Latinoamérica…  HAZ «CLIC» AQUÍ.

Si vives en México… HAZ «CLIC» AQUÍ

Si vives en España  HAZ «CLIC» AQUÍ.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.