Aleteia

Un libro que nos alerta de la presencia del demonio

Zebra0209/Shutterstock
Comparte
Aquella mañana de abril me senté a escribir un nuevo libro. Era sobre el demonio. Su presencia en la Iglesia y el mundo. Lo inicié con una oración.  Me encomendé a Dios y le pedí a la Virgen Santísima que me protegiera.

Tenía frente a mí, sobre el escritorio, un objeto pesado, de pronto saltó como un grillo y fue a estrellarse con violencia contra la pared. Nunca había visto algo semejante y pensé: “Este libro va a estar muy bueno”.

Pasaron los días y empecé a tener experiencias desagradables. Era un libro que quería terminar lo antes posible. Cuando por fin lo hice, lo envié al Arzobispado para que lo leyera el censor eclesiástico. A los meses me escriben para decirme que tenía el visto bueno y podía publicarlo. Rápidamente ascendió a primeros lugares de ventas en su categoría.

Me gustaría que lo leyeras, que estés alerta, que vivamos con naturalidad y alegría nuestra fe, conociendo los peligros del camino.

No quería escribir este libro porque el demonio es muy orgulloso. ¿Le daría motivos para inflar su ego hablando de él? Nunca me ha gustado mencionar su nombre ni hablar de su presencia, y me parece que ese fue mi gran error, tratar de ignorar que habita en medio de la humanidad, que nos seduce, que a diario nos hace caer en el fango con sus dulces tentaciones, casi siempre con resultados catastróficos. Abrí los ojos cuando el papa Francisco empezó a hablar de ello y pidió oraciones para proteger la Iglesia de su influencia.

¿Cuál es el trabajo diario del demonio? Hacernos caer en el pecado, que ofendamos a Dios, que tengamos el alma enferma y nos alejemos de nuestro Padre celestial.

El pecado antes de cometerlo se ve tan agradable, lo deseas, piensas en él y cuando lo haces te das cuenta que todo fue un engaño, caíste ingenuamente, y ahora no puedes escapar de las consecuencias.

Bien decía don Bosco que el demonio nos quita la vergüenza para que cometamos el pecado y luego nos la devuelve para que nunca lo confesemos.

Detrás de todo pecado está el deseo del demonio de hacernos daño, alejarnos de Dios, quitarnos lo más valioso que podemos, la promesa de una eterna FELICIDAD al lado de Dios.

El demonio existe. Debes saberlo. No es una fábula. Y no puede nada contigo si no lo dejas, si te mantienes alejado de sus insinuaciones, rezas, conservas la gracia, y confías en Dios, tu Padre.

Siempre he pensado: “Sin la gracia de Dios estoy perdido”.

Si pierdes la gracia lo pierdes todo. Por eso cuando peco, que ocurre con frecuencia, corro al confesionario. Si caigo, me levanto lo más rápido que puedo.

Si aún no te has confesado, te invito a hacerlo. No permitas que el demonio te esclavice con ese pecado.

A veces pensamos que un pequeño pecado no nos hará nada, que no existen las consecuencias, que nadie se dará cuenta. Es lo que el demonio te hace creer.

La beata Sor María Romero tenía un pensamiento que siempre me ha impresionado. Piensa en esto:

“Un solo pecado fue suficiente para convertir a Luzbel en Lucifer”.

 

…………………………………..

Es fundamental conocer a tu enemigo, enemigo de las almas y la humanidad, para poder defenderte. Te invito a leer un libro que te muestra cómo mantenerlo a distancia. Es «EL MUNDO INVISIBLE»    

«Escribí este libro para exponer al demonio, que todos reconozcan su existencia, tiene testimonios muy edificantes».

«El LIBRO  es sobre la actuación del maligno, con varios ejemplos. Sencillo para el entendimiento de cualquier persona y con letras grandes. Fácil de leer» (un lector).

Es un LIBRO CATÓLICO, con aprobación eclesiástica, precedido de la polémica. El libro del que todos hablan, de nuestro autor Claudio de Castro

«Tras la lectura de este libro fascinante, es inevitable la sensación que no estamos solos y que debemos volver la mirada a Dios».  

¿CÓMO PUEDES OBTENERLO?

Es muy sencillo. Te paso los enlaces para que lo adquieras. Haz «CLIC»  sobre el que corresponda a tu país.

Si vives en los ESTADOS UNIDOS   HAZ «CLIC» AQUÍ.

Si vives en cualquier país  de CENTRO AMÉRICA o América Latina HAZ «CLIC» AQUÍ.

Si vives en México… HAZ «CLIC» AQUÍ

Si vives en España  HAZ «CLIC» AQUÍ.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.