Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
viernes 23 abril |
San Sotero y san Cayo

Rezando en la biblioteca

Claudio de Castro - publicado el 06/10/16

A veces, cuando me inquieto por un problema me detengo a reflexionar. Me gusta mucho ir a una capilla donde está Jesús sacramentado, en un sagrario. Me quedó con él. Le cuento todo y luego vengo a la Biblioteca, para escribir y curiosamente, también rezar.

Aquí estoy, en este momento. Hay mucho silencio. Escuchas las páginas de los libros cuando las pasan, los teclados de las computadoras personales, y una que otra conversación en voz baja, como murmullos a los lejos, para no perturbar a los asistentes.

Disfruto mucho estar aquí, luego de visitar a Jesús. Me permite pensar con claridad. Rezo por los que se encuentran a mi alrededor. ¿Alguna vez lo has intentado? Pienso en sus necesidades y las ofrezco a Dios. Le pido que los ayude.

Es algo que me encanta hacer, “rezar por los demás” en los tranques vehiculares, en la fila del banco, en un centro comercial y hace poco en el aeropuerto. Son oraciones cortas, que no me quitan más de un minuto.  Nunca sabrás si ayudaste a alguna persona con esa breve oración.

Hoy rezo en la Biblioteca, uno de mis lugares preferidos. Normalmente no hay muchas personas.  Esta vez ha sido diferente. Después de una oración pidiéndole a Dios que los bendiga y les cumpla sus sueños, me dedico a escribir estas palabras que estás leyendo.

Un profesor le explica matemáticas a un alumno, en una banca a mi lado. Frente a mí tres estudiantes discuten una teoría filosófica.  Del otro lado una señora en silencio lee un libro. Alguien mira unos pergaminos antiguos en una vitrina.

He leído muchas definiciones sobre la oración. Para mí, la más certera es ésta: “la oración es permanecer en la presencia viva de Dios”.Por eso, al rezar, llevo a Dios conmigo a estos ambientes.


Dios se hace presente de formas que ni siquiera podrías imaginar.

Me gusta decir que “Dios es muy creativo” para sorprendernos.

Me impresiona pensar que una oración tan pobre como la mía, tiene ese efecto en Dios.

Es un padre bondadoso, siempre pendiente de sus hijos. Cuando eres padre comprendes un poco esta cualidad de Dios.  Nosotros lo vivimos en términos humanos, Él en términos de la Divinidad.

Basta que digas las primeras palabras del Padre Nuestro: “Padre”.

Y Él te responderá: “Aquí estoy”.

……….

Durante el mes de octubre podrás adquirir una gran cantidad de libros digitales de nuestro autor,  en la Feria de Amazon a menos de un dólar. Basta que escribas Claudio de Castro en el buscador de Amazon de tu país, para que puedas encontrar sus libros.

Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
ROBERTA MASCENA
Redacción de Aleteia
Se gradúa con el uniforme de limpiadora de su madre
2
Juan Daniel Escobar Soriano
¿Por qué un católico no puede pertenecer a la masonería?
3
SPANISH FLU
Bret Thoman, OFS
Lo que Padre Pío vio en la Gripe Española de 1918
4
Claudio de Castro
Un alma desde el Purgatorio clama: “¡Ayúdame!”
5
Salvador Aragonés
La gran preocupación del Papa (y de la que no hablan los medios)
6
PADRE PIO
Philip Kosloski
Cuando Padre Pío rezaba por alguien, decía esta poderosa oración
7
couple
Anna Gebalska-Berekets
La receta «irresistible» del Padre Pío para un matrimonio feliz
Ver más