Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
sábado 28 noviembre |
Nuestra Señora de la Medalla Milagrosa

¿Qué es lo que Dios quiere de mí? ¿Qué hacer en medio de esta Pandemia?

© joaogbjunior0

Claudio de Castro - publicado el 26/03/20

Hay un antiguo dicho: «Al mal tiempo, buena cara». Hoy cobra vigencia. Me he sentado a reflexionar en lo que estamos viviendo. Te escribo desde mi casa. Me encuentro en una cuarentena total. No es la primera vez que la vivo. Te cuento…

En julio de 1989 se rumoraba que Estados Unidos invadiría a Panamá. Los rumores circulaban de boca en boca. En esos días no existía el Internet y los diarios estaban censurados por el gobierno.

Yo recuerdo que por temor al futuro, acumulé comida, lo básico, arroz, lentejas, enlatados, para tres meses. Era mi obligación velar por mi familia, que nada les faltara. Como la invasión no llegaba, y nos pareció que nunca ocurriría, consumimos todos los alimentos.

En diciembre 20 empezaron a caer las bombas sobre Panamá. Tenía mis despensas con solo un par de latas de sopa. Sobrevivimos gracias a “Canca”, una dulce abuelita del piso de abajo que, pensando en nuestros niños, nos enviaba comida a diario.

Yo estaba recién casado y mis hijos eran pequeños. Escuchaba las bombas acercarse.  Todo vibraba en la casa por las ondas expansivas. Confié mi vida y la de mi familia en las manos PODEROSAS de Dios, nuestro Padre del cielo. Le pedí a la Virgen Santísima que nos protegiera. Y no quedé defraudado.

La experiencia me enseñó dos palabras y actitudes que me han servido a lo largo de mi vida: “Confianza”. Y “Abandono”. Confiar en Dios y abandonarnos en su santa y perfecta voluntad.

Estuvimos en cuarentena voluntaria varios días sin poder salir. En ese tiempo el peligro no era un virus invisible, eran las balas. Aprendimos a ser creativos y ocupar los días con actividades que nos enriquecían.

Caminaba dentro de la casa, leía buenos libros, podíamos pasar ratos de calidad en familia, conversar con los niños, tuvimos juegos de mesa, tiempo para la oración personal y descubrir a un Dios bondadoso y Miericordioso.

Para mí fue estupendo llevar un diario personal. Anotaba todo lo que estaba ocurriendo a mi alrededor, lo que veía y pensaba, mis inquietudes. Te lo recomiendo. Escribir en un diario te puede ayudar a estar más tranquilo. Y a lo mejor, con los años, te sirve para una novela o un libro de crecimiento personal.

20 años después encontré ese diario en un armario y me sirvió para escribir un libro sobre la invasión, desde el punto de vista de un católico.

Aquellos fueron días terribles y muy difíciles, y YA PASARON. Hoy son sólo un «recuerdo lejano».

Esto también va a pasar.

Muchos no están acostumbrados a pasar el día en casa. Sus agitadas vidas apenas les dan tiempo para respirar. Ahora se ven obligados a hacer un alto en sus vidas.

¿Qué hacer?

PRIMERO desempolva tu Biblia, esa que tienes arriconada en una esquina de tu casa. 

Haz un listado de las actividades que puedes compartir en casa con los pequeños. Internet ayuda mucho para buscarlas. Saca los instrumentos musicales que tienes en el armario. Toma cursos por Internet. Pasa tiempo de calidad con tus hijos.  Vive a plenitud cada instante y sobre todo, no te dejes llevar por el desaliento o el estrés.

Y si te preguntas qué es lo que Dios quiere de ti, en estos tiempos tan difíciles, podrás descubrirlo «abriendo» tu Biblia.

Leyendola podrás descubrir su santa Voluntad. Te paso un adelanto:

«Orad constantemente. En todo dad gracias, pues esto es lo que Dios, en Cristo Jesús, quiere de vosotros.»
(1 Tesalonicenses 5, 17-18)

Yo aprovecho estos ratos de silencio para estar en la presencia de Dios.

Hago muchas comuniones espirituales.

¡Ánimo! ¡Dios nos cuida y nos bendice!

…………

En varios países estamos en CUARENTENA forzada o voluntaria, por la Pandemia. ¿Cómo aprovechar el tiempo? Queremos sugerirte la lectura de libros católicos. Te ayudarán en este tiempo de prueba. Puedes leerlos con facilidad en tu Tableta, teléfono móvil, computadora, lector de libros digitales…

Te recomendamos los maravillosos libros de nuestro autor Claudio de Castro.

Son muy fáciles de obtener.

Si vives en México haz “CLIC” aquí.

Si vives en algún país de América Latina haz “CLIC” aquí.

Si vives en los Estados Unidos haz “CLIC” aquí.

Si vives en Canadá haz “CLIC” aquí.

Si vives en España haz “CLIC” aquí.

Son muy fáciles de obtener. Y hacen mucho bien al alma, en estos tiempos de zozobra.

Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia hoy se publica diariamente en ocho idiomas: francés, inglés, árabe, italiano, español, portugués, polaco y esloveno.
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
EMANUELLE CUETO RAMOS
Jesús V. Picón
Sacerdote con cáncer terminal: Pierde los ojo...
READING
Gelsomino del Guercio
Las tres reglas fundamentales para los lector...
Orfa Astorga
¿Hasta qué edad es sano vivir en casa de los ...
APOKALIPSA
Vatican Media
El Papa: Está acabando una civilización que s...
COVID
Rodrigo Houdin
COVID-19: Murió aferrado a su rosario y con u...
TRINIDAD Y TOBAGO
Ramón Antonio Pérez
¿Por qué Trinidad y Tobago “echa al mar” a 16...
Philip Kosloski
Cuando sientas que todos conspiran contra ti,...
Ver más