Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
jueves 21 octubre |
Santa Laura Montoya
Aleteia logo

¿Perdiste un ser amado? (Un bello y consolador testimonio)

Shutterstock

Claudio de Castro - publicado el 25/07/18

Cuando alguien cercano muere, un extraño sentimiento se apodera de los presentes. Hay un dolor hondo por la pérdida, pero de pronto te inunda como una pazque sobrepasa el dolor. Y te das cuenta que no proviene de ti. Es Dios, que de alguna forma ha venido a consolarnos y decirnos que está presente, que no debemos temer.

Reconocemos su presencia amorosa en medio de nosotros, sus hijos.

Dios se hace presente, como todo buen padre, para darnos consuelo y esperanza.

Esa paz extraordinaria, íntima, te hace recordar estas bellas palabras de Jesús:

Lapazosdejo,mipazosdoy”. (Jn 14, 27)

Vi la muerte de cerca, hace unos días, en un familiar. Es curioso. Al notar la paz y serenidad en su rostro, piensas que se ha marchado de viaje. Y no estoy lejos de la verdad.

Termina su peregrinar en este mundo y parte al Paraíso donde lo espera nuestro Dios, los santos, sus familiares que han partido, la Virgen María, el buen san José y nuestro amado Jesús.

¿Imaginas ese maravilloso encuentro?

Estoy aquí, frente a él y no puedo dejar de reflexionar en la vida y lo corta y maravillosa que es. Se va en un suspiro.

¿Qué hacemos con este don que Dios nos da?

Acaba de partir y me doy cuenta de algo fundamental. Te preguntas: ¿Qué es lo realmente importante? ¿El dinero? ¿Los bienes materiales? Comprendes que nada material importa en este momento, porque no puedes llevar contigo ninguna de esas cosas.

En este momento único de tu existencia lo que importa es el amor, cuánto amaste, el bien que hiciste, la misericordia, tu fe. Nada más importará en la presencia de Dios, que es amor y nos ide amar, ser misericordiosos.

Irás al encuentro del Padre celestial, estarás en su dulce y amable presencia. Ahora lo sabes.  La pregunta que te hará es muy simple, sencilla: “¿Amaste?”

Saldré a caminar afuera un rato, tomar un poco de aire fresco. Necesito encausar mis pensamientos.

Hace unos días estuve en la misa de una persona que había fallecido. El buen sacerdote me sorprendió por sus palabras en la homilía. Dijo algo que nunca olvidaré:

En un cementerio de Europa vi una lápida con estas palabras consoladoras: “Cuando nací, todos reían y yo lloraba. Ahora que muero, todos lloran y yo río”.

Acaba de morir un familiar y aquí estoy, reflexionando en el sentido de nuestras vidas. Y me cuestiono:

“¿Qué he hecho con la mía? Y todavía algo, más importante: ¿Qué haré con lo que me resta de vida?”

Me gustaría dedicar estos años a disfrutar sanamente la vida y compartir con mi familia. Anhelo conocer y amar más a Dios, nuestro Padre, hablar con Él, en la oración cotidiana. Deseo tener esa oración profunda e íntima que te acerca a Dios. Escribir estas experiencias. Compartirlas con ustedes. Ser feliz en la presencia de nuestro Padre celestial.

Quisiera caminar con la mirada en el cielo, pedir a Dios la constancia, la gracia para perseverar, tener anhelos de eternidad.

Como dijo san Benito al momento de su partida: «Hay que tener un deseo grande del cielo».

Te dejo con esta bella y consoladora canción.

…………

Te invitamos a leer otro maravilloso testimonio: Haz #CLIC# aquí: «¿SIENTES QUE YA NO PUEDES MÁS?

¡Dios te bendiga!

………

¿Conoces los maravillosos  libros  de nuestro autor Claudio de Castro? Queremos  recomendarte que los leas. Son un abrazo para el alma, consuelo en los días difíciles, una bocanada de aire fresco. Haz «CLIC» aquí y podrás darles una mirada

Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Aleteia Brasil
¡Cuidado con las oraciones de sanación y liberación!
2
VENEZUELA
Ramón Antonio Pérez
Cuando la vida surge del atroz abuso a joven discapacitada
3
Francisco Vêneto
Los pasajeros aplauden a los pilotos después de un vuelo de 36 ho...
4
Ary Waldir Ramos Díaz
Un niño le da una lección al Papa Francisco en plena audiencia ge...
5
Ary Waldir Ramos Díaz
El Papa a los poderosos: “Quiero pedirles en nombre de Dios…”
6
newborn
Mathilde De Robien
15 nombres de niña cuyo significado conecta con Dios
7
Felipe Aquino
¿Hay pecados tan graves que no puedan ser perdonados?
Ver más