Aleteia

Pedimos a la Virgen del Carmen su protección y los MILAGROS empezaron a suceder. (Un testimonio bellísimo)

© F.chiodo
Comparte
Hace 16 años me llamó el Arzobispo. Le había dejado una carta en el Arzobispado pidiendo su bendición para un proyecto editorial. Dejaría a un lado mis planes, para dedicarme a escribir y publicar libros de crecimiento espiritual que llevaran ESPERANZA a las personas.

¡Apenas podía creerlo! Tenía del otro lado del teléfono al Arzobispo de Panamá. Me dijo muy animado: «Sigue adelante Claudio. Cuentas con nuestra bendición».

A los días fuimos a poner este nuevo proyecto bajo el amparo de nuestra Madre Celestial. Todo el trabajo sería para honrar a Jesús.

Era el día de la Virgen del Carmen, un 16 de julio. Estábamos Vida, mi esposa, y yo, muy temprano ese día en la Iglesia del Carmen ofreciéndole nuestros afanes y sueños.

La editorial se llamaría: Ediciones Anab, por nuestra hija Ana Belén. Así empezamos.

Al principio armabamos artesanalmente los libros en nuestra casa. Fueron años bellísimos, en los que nos sobraba el entusiasmo, las dificultades y las ganas de trabajar para Jesús.

En la foto estoy con Vida mi esposa. Nos quedamos largas horas armando artesanalmente los libros en nuestra casa.

Empezamos con 4 libritos. No imaginas la felicidad cuando tuve el primer ejemplar en mis manos. Estaba descuadrado, mal impreso, pero era el inicio de un sueño que se hacía realidad. Recordamos las palabras de san Josemaría Escrivá: «Soñad y os quedaréis cortos» y nosotros quisimos soñar en familia, juntos.

Fue bonito porque se convirtió en un trabajo familiar. Y todos participamos: mi esposa Vida, mis hijos, mi mamá que siempre nos ayudó en las actividades para promover los libros, mis hermanos Henry y Frank, mis cuñadas, la esposa de mi hijo, jóvenes de diferentes parroquias….

Todo era tan escaso en esos días. Parecía una tarea imposible. Y de pronto, los pequeños «milagros cotidianos» no se hicieron esperar. La Providencia llegó a manos llenas y pudimos avanzar.

Editamos los libros sin tener recursos, imaginando nuestros bolsillos con suficiente dinero para pagar estas deudas. Lo impresionante es que siempre llegó el dinero justo. Como la vez que debíamos $500.00 para unas portadas. Fui al Sagrario y le dije a Jesús: «Es tu editorial, a ver qué haces». Al día siguiente me escribieron de una editorial en Brasil que deseaba traducir uno de nuestros libros al portugués. Nos estaban enviando $500.00 para pagar los Derechos de Autor. Fue increíble.

Me impresionó un joven Evangélico que me dio una “ofrenda” en dinero para que siguiéramos adelante.

―No eres católico. ¿Por qué lo haces?

― Porque me parece que vale la pena lo que haces.

Recuerdo la vez que estábamos muy mal de recursos y fui a hablar con Jesús en el sagrario. Teníamos libros para publicar, pero no medios y muy pocos recursos. La siguiente  semana nos llegó una donación en Euros desde  España. Me cuenta la persona que me la entregó: “No desea que sepas quién fue. Sólo quiere te diga que estaba viendo tu página en Internet y sintió que Dios le decía: «Ayuda a Claudio».

Ese año, publicamos artesanalmente nuestros primeros libros, con «los bolsillos vacíos» y el corazón «lleno de confianza».

Con el tiempo mejoramos la calidad. La providencia NUNCA FALTA. La mayoría de nuestros libros han superado 15 ediciones. El Gran Secreto, lleva 50 ediciones continuas. Nuestros libros están traducidos a 4 idiomas y se encuentran alrededor del mundo.

Mientras escribo, comprendo que el tiempo pasa muy rápido. Hay que apurar el paso. Quedan muchos libros por escribir, países para llegar.

El 16 de julio como todos los años fuimos Vida y yo agradecidos a visitar a la Virgen del Carmen. Han sido tantos sus cuidados maternales y los favores inmerecidos. También agradeceremos a San José, nuestro Padre y confidente por ayudarnos a salir de tantos apuros (no imaginas cuántos).

Hoy estamos de Fiesta. ¿Qué puedes obsequiarnos? Recuérdanos ante el Sagrario.

«Jesús, acuérdate de Claudio, sus libros, su familia y todos los que leen estos libros. Ayúdalos a encontrar su camino».

Quiero despedirme con este grito que me brota del alma:

¡Viva la Virgen María!

 

…………..

 

¿Conoces los libros publicados por nuestro autor Claudio de Castro ?  Son maravillosos. Llenan el alma de una dulce esperanza.

Te invitamos a conocerlos. Es muy fácil hacerlo.

SI VIVES EN LATINOAMÉRICA O LOS ESTADOS UNIDOS HAZ “CLIC” AQUÍ.

SI VIVES EN MÉXICO, HAZ “CLIC” AQUÍ.

SI VIVES EN ESPAÑA, HAZ “CLIC” AQU

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.