Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
miércoles 28 julio |
Santa Catalina Thomas

¿Pasas el día jugando con el demonio?

Claudio de Castro - publicado el 19/10/19

¿Sabías que la tentación no es un pecado? Pecado es consentirla sabiendo lo que hacemos.

Ese es el el gran reto del demonio. Ponernos una tentación tan apetitosa, deseable, en apariencia tan inocente y hermosa que deseemos caer en ella, teniendo conciencia que al hacerlo ofendemos a Dios nuestro Padre. Un Dios bueno que nos ama desde la eternidad.

Hay días en que ronda la tentación y la consientes a ratos, jugando con ella, como quien tiene un pie en la tierra y otro en un mar embravecido, repleto de tiburones.

Por algún motivo deseas nadar allí, aún sabiendo que es peligroso, tal vez porque sabes que te está prohibido hacerlo.

Hay días que ronda el demonio para hacerte pecar. No le gustan las almas puras, inocentes, que agradan a Dios. Te endulza el pecado como un chocolate envuelto, tan sabroso para comer.

El demonio te hará olvidar los peligros que enfrentas y sobre todo hará que no pienses al pecar en las consecuencias de ese pecado.

Tiene tres retos
1. Adormecer tu conciencia
2. Hacer que descuides la oración
3. Mostrarte el pecado como algo bueno, deseable, que mereces.

Durante la guerra los soldados se ingeniaron creando trampas cazabobos para matar al enemigo.  Eran dispositivos explosivos camuflados como objetos deseables, se veían inocentes, y llamaban la atención, una espada, una pistola..

Así funcionan muchas de las tentaciones del demonio con las que jugamos sin darnos cuenta lo peligrosas que son para nuestras almas. Se les podría llamar trampas cazabobos porque parecen inofensivas y son destructivas.

Es como si pasáramos el día jugando con el demonio, abriéndole las puertas de nuestras casas y nuestra vida.

¿Qué hacer para evitarlo? HUYE DE LA TENTACIÓN. Conserva la pureza de tu alma como un tesoro, una gracia que Dios te concedió. Reza. Lleva una vida de oración profunda. Vive el Evangelio y frecuenta los sacramentos. Esto te mantendrá alerta para poder reconocer las tentaciones que el demonio te presenta y sobre todo para tener la fortaleza de evitarlas y decirle: «ALÉJATE DE MÍ. NO VOY A OFENDER A DIOS».

Tengo para ti una buena noticia. “Puedes vencer esa tentación. Dios te ama. Y espera mucho de ti”.

No te dejes, no caigas en esa tentación que lleva días rondandote.

¡Ánimo! ¡Tú puedes vencer!

Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
Ver más