Aleteia

No tengas miedo. Confía. Para Dios NADA hay imposible.

Philippe Lissac I Godong I Photononstop
Comparte
El mundo debería estar de luto. Al momento de escribir estas palabras, se habla de 181,000 casos confirmados y 7,144 muertes.¿Lo imaginas? ¡Santo cielo! Cuántas personas habrán muerto sin confesión, sin recibir los sacramentos. ¡Dios mío!

Pienso mucho en los que están graves y no han tenido un sacerdote que los auxilie espiritualmente.

“Apiádate Señor. Ten misericordia de nosotros”.

¿Te animarías a rezar por ellos este día? También por ti, tu familia, y el mundo entero. El mundo necesita nuestras oraciones. Recemos por todos. Es un acto de misericordia que agrada mucho a Dios. Esta noche saqué mi pequeño libro de salmos y encontré éste que se ajusta a nuestros tiempos.

«Señor, no me reprendas en tu ira,
ni me castigues si estás enojado.
Ten compasión de mí que estoy sin fuerzas;
sáname pues no puedo sostenerme.

Aquí estoy sumamente perturbado,
y tú, Señor, ¿hasta cuándo?…
Vuélvete a mí, Señor, salva mi vida,
y líbrame por tu gran compasión.
Pues, ¿quién se acordará de ti entre los muertos?
¿Quién te alabará donde reina la muerte?»
(Salmo 6, 2-6)

He reflexionado también en el miedo que se ha esparcido como una plaga por el mundo. Mientras las Escrituras nos dicen:

“…esfuérzate, pues, y sé valiente. No temas ni te asustes, porque contigo está Yahvé, tu Dios, adondequiera que vayas.”
(Josué 1, 8 -9)

El mundo se abandona al miedo, olvidando que para Dios no hay nada imposible.  Debemos volver la mirada al cielo. y CONFIAR EN DIOS.

Es urgente que los católicos, incluyéndome, leamos más la santa Biblia y escuchemos lo que Dios desea decirnos. Este tiempo de cuaresma y aislamiento en nuestras casas nos brinda los momentos que necesitamos.

Abre tu Bibia y lee. Los entendidos nos dicen que «NO TENGAS MIEDO», aparece 365 veces. Una vez por cada día del año.

Tenemos que tener conciencia de la existencia del demonio y ver cómo actúa en el mundo.

Debemos cuidar más nuestras almas y apreciar como un tesoro la gracia santificante, la amistad con Dios, la oración devota y la vida sacramental.

Las sagradas Escrituras nos advierten del demonio, su presencia en medio de la humanidad y lo identifican como lo que en verdad es: “homicida”.

“Éste era homicida desde el principio, y no se mantuvo en la verdad, porque no hay verdad en él; cuando dice la mentira, dice lo que le sale de dentro, porque es mentiroso y padre de la mentira.” (Juan 8, 44)

Podríamos anotar en un cuaderno 365 veces NO TENGAS MIEDO y leerlo una vez por día. Dios, que es amor, nos pide amar y vivir felices, en su presencia, sin miedos, dando testimonio de nuestra fe, como están haciendo tantos sacerdotes, médicos, enfermeras en estos momentos. Personas que están para ayudarnos a pesar del riesgo.

He visto varios vídeos de sacerdotes llevando con ellos a Jesús Sacramentado a través de pueblos vacíos pues nadie sale de sus casas, bendiciéndoles, dando esperanza. Es maravilloso. Jesús sale y va al encuentro de sus hermanos.

Estoy en cuarentena voluntaria en mi casa de Panamá. No te imaginas cuánto extraño mis visitas diarias a Jesús en el sagrario. Me hace una falta tremenda. Suelo pedir a mi Ángel custodio: “Por favor, ve y visita a Jesús. Dile que le quiero”.

No tengas miedo, Jesús te ve desde el cielo y desea animarte. Confía.  Reza. Cree en Dios.  Ten fe.

Cuando los criterios del hombre fallan, siempre nos queda Dios para auxiliarnos.

No tengas miedo, confía en Dios, que Él está contigo y tu familia. No dejes que el miedo se apodere de ti.

No le permitas al demonio que te haga caer en pecado. Imagina solo por un momento las consecuencias en medio de esta epidemia del Coronavirus.

Cuida tu alma como cuidas tu cuerpo.

¡Dios te bendiga!

 

………………

“Con lo que se vive en el mundo, conviene ser obedientes, y quedarnos en casa por nuestra seguridad. He pensado entonces que tenemos a nuestro alcance los libros digitales que podemos bajar a nuestros dispositivos (Celular, ordenador, tableta…) en menos de un minuto, sin salir de casa, y tener la compañía de un buen libro que nos anime y oriente espiritualmente. Por eso estoy publicando estos libros digitales esperando que sean para ti un bálsamo y te brinden momentos de Paz”.

Nuestro autor Claudio de Castro nos presenta su nuevo libro: “EL PODER DE LA ORACIÓN EN TIEMPOS DE LA PANDEMIA”. Te recuerda que no estamos solos y que «con la ORACIÓN LO PODEMOS TODO». Te lo recomendamos. Es muy fácil de adquirir impreso o digital.

Si vives en los Estados Unidos haz “CLIC aquí

Si vives en América latina haz “CLIC” aquí

Si vives en España, haz “CLIC” aquí

Si vives en Canadá, haz “CLIC” aquí

Si vives en México haz “CLIC” aquí

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.