Recibe Aleteia gratis directamente por email
¡Alimenta tu espíritu! ¡Recibe las noticias de Aleteia cada día!
¡Inscríbete!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

“No me dejen solo” sigue clamando Jesús desde el Sagrario.

© sodalicio.org
Comparte
Me encanta visitar a Jesús, prisionero de amor, en el sagrario. Suelo salir cada mañana a visitarlo. Y es que Él es muy generoso. En su presencia encuentro la Paz que necesito para continuar el camino de la vida. Hoy como acostumbro lo visité y me quedé acompañándolo en silencio.

¿Y qué debo hacer cuando lo visito? Es una pregunta recurrente.  Agradece, dile que le quieres, reza, cuéntale tus triunfos, tus inquietudes, tus problemas.

La verdad es que a veces no tienes que hacer nada. Le basta tu presencia. En ocasiones el silencio es la mejor forma de darle espacio para que te hable y tú puedas escucharlo. En esos momentos sagrados no requieres hablar ni pedir nada, ni siquiera agradecer tantos dones que Él nos da. Le complace tu compañía. Y eso es suficiente,

Recuerdo hace muchos años, cuando era niño, que padecí una enfermedad muy fuerte. Un familiar llegó a la casa una tarde para cuidarme. Se sentó en una silla al lado de la cama. Fue una tarde de verano en Colón, mi provincia natal. A pesar de su silencio, me sentía a gusto, contento, tranquilo, acompañado. Se quedó leyendo un libro mientras yo reponía mis fuerzas acostado, dormitando. El hecho de estar allí para mí fue suficiente. No necesite más.

Me parece que igual siente Jesús en el sagrario. Tú compañía, aunque sea en completo silencio lo conforta, le haces saber con este sencillo gesto que le amas. El. quiere sentirse amado por nosotros. Anhela tu amor.

En este momento me encuentro en un pequeño oratorio ante un hermoso sagrario, con Jesús Sacramentado. Le he dicho que le quiero, recé un rato, hice la comunión espiritual.

No tengo la menor duda. Él está allí, VIVO.

Estando aquí reflexionando, sentí la necesidad de escribirte estas palabras.

Ve a visitar a Jesús, Él cuenta contigo. Y cuiando vayas por favor dile: “Jesús, Claudio te manda saludos”

Sabes, hace un tiempo me encontré un joven que estaba entrando a una capilla para visitar a Jesús en el sagrario. Me saludó amablemente y me dijo estas palabras que quedaron marcadas en mi alma: “Desde que lo visito, mi vida ha cambiado. Soy más feliz y todo lo acepto con alegría, sabiendo que la voluntad de Dios es perfecta y que Él siempre hará lo mejor para mí”.

Este año, no lo dejes solo, no dejemos solo a Jesús Sacramentado en los sagrarios del mundo.

QUE NO EXISTAN MÁS SAGRARIOS ABANDONADOS!!

¡Dios te bendiga!

……….

¿Conoces  el libro “EL SAGRARIO”? Lo escribí para ayudarte en tus visitas a Jesús en el sagrario, para que puedas conocerlo y amarlo más. Me ilusiona que lo conozcas y lo visites a diario. Y le digas que le quieres, una y otra vez.

Él te va a ayudar. Te lo aseguro. Anda a visitarlo.

“EL SAGRARIO” es un clásico de espiritualidad que “ENCIENDE los CORAZONES” en amor a Jesús Sacramentado. Escrito por nuestro autor Claudio de Castro  

Te mostramos cómo adquirirlo. Es muy sencillo.

Si vives en Latinoamerica o Estado Unidos Haz “CLIC” aquí.

Si vives en México Haz “CLIC” aquí.

Si vives en España Haz “ClIC” aquí.

Boletín de Noticias
Recibe gratis Aleteia.