Recibe Aleteia gratis directamente por email
Cada día, noticias que dan esperanza: ¡recibe Aleteia por email!
¡Inscribete!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

No dejaré de amar a la Virgen, ni de rezar el Santo Rosario. ¿Y tú? (Un bello testimonio)

Public Domain
Comparte
Hay días en que recuerdo cómo empezó todo. Pareciera que por algún motivo Dios quiere que lo recuerde.  Aquella soleada mañana mi vida dio un giro total y nada fue igual desde entonces.

Me encontraba frente al Sagrario acompañando a Jesús. De rodillas rezaba y la agradecía tantos favores.  De pronto no sé por qué, se me ocurrió preguntarle: “¿Qué quieres de mi señor?” No sé cómo pude. !Qué estaba pensando!

La respuesta fue inmediata. En el fondo de mi alma me pareció escuchar su grave voz diciendo: “Escribe, deben saber que los amo”. 20 años después de aquél inolvidable día me sigue llenando de sorpresas y momentos inolvidables que jamás pensé que ocurrirían.

A veces uno se cansa, somos humanos, la vida no es fácil y vuelvo ante el sagrario y nuevamente le preguntó a Jesús: “Qué quieres de mí?” Tal vez imaginando que me dirá algo más sencillo. Pero su respuesta siempre es la misma:  “Escribe”.

Suelo decirle: “Señor, haré lo que Tú me pidas”.

Disfruto mucho escribir sobre Jesús en el Sagrario, sobre su madre la Virgen María, a la que siempre le pido que nos cubra con su manto. También escribo sobre el Santo Rosario, devoción que aprendí de mi abuelita en Costa Rica. Los que hemos pasado largas temporadas con los abuelos sabemos que es una bendición. ¿Te ha pasado?

A veces encuentro personas que me hablan del Rosario y de la Virgen, pero “no dejaré de amar a la Virgen María” que es mi madre ni de rezar el Santo Rosario que es un arma muy efectiva contra el demonio.

La Virgen nos ha hecho muchos favores a lo largo de nuestra vida, y lo más importante… nos lleva a Jesús y nos dice: “Haced lo que Él os diga”.

Los grandes santos de nuestra Iglesia han tenido un gran amor por la Madre de nuestro Señor y han escrito cientos de documentos y oraciones para ensalzar su maternidad, honrar su pureza y recomendar el rezo del santo Rosario.

“¿Quién habrá que sea capaz de cantar como es debido las alabanzas de María? Ella es madre y virgen a la vez; ¡que cosa tan admirable!” (San Cirilo de Alejandría)

Vean este maravilloso video que explica con claridad 3 secretos para rezar el Rosario.

 

 

¿Por qué rezar el rosario? Una vez leí que la mayor cantidad de almas que van al infierno son por el “pecado de la impureza”, que cometemos también con la vista, los pensamientos, el oído y los sentidos. Es un pecado que ofende mucho a Dios puro y santo.

Últimamente pensado que el pecado es una afrenta al amor insondable profundo eterno de Dios. Imagino cómo ha de sentirse cada vez que pecamos. Él es un Padre excepcional. Nos sigue amando a pesar de todo lo que hacemos. Por ese amor que nos tiene recomiendo a menudo rezar el santo Rosario, para librarnos de los malos pensamientos y dirigir nuestras miradas al cielo.

Cuando veo la naturaleza, me quedo reflexionando en el amor de Dios. Son mis momentos favoritos. Me encanta pensar en Dios y tratar de comprenderlo y conocerlo más. Nos dio a su Hijo y a La Virgen Santísima.

Hay días en que todo me habla de Dios, la naturaleza, la vida, las estrellas. Todo me habla de Dios nuestro Creador.

Al crecer perdemos la capacidad de sorprendernos por estas maravillas. Mi nieta suele asomarse a ver las estrellas, le ilusiona mucho descubrirlas y me llama para que con ella admire la luna.

Qué bonita es la vida cuando la vivimos en la presencia de Dios, guardando el corazón puro, y el alma limpia.

Haz la prueba. Una buena confesión sacramental ayuda mucho a restaurar la amistad con Dios. Luego sal a disfrutar la naturaleza y lo verás todo nuevo y hermoso. Y si puedes, lleva contigo el rosario y reza, pide por todos, pues somos hermanos, hijos de un mismo Dios.

 

…………………….

 

¿Conoces los Libros de nuestro autor Claudio de Castro?

Son un bálsamo para el alma herida, las personas con dificultades, los que están pasando un mal momento o ven debilitada su fe.

Haz “CLIC” en el enlaces de tu país, para que puedas darles una mirada. ¡Dios te bendiga!

SI VIVES EN LOS ESTADOS UNIDOS O LATINOAMÉRICA HAZ “CLIC” AQUÍ

SI VIVES EN MÉXICO HAZ “CLIC” AQUÍ

SI VIVES EN ESPAÑA HAZ “CLIC” AQUÍ

Boletín de Noticias
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.