Aleteia

Me sentía absolutamente sola hasta que Jesús Sacramentado lo cambió todo.

Comparte
Llevo días pensando en lo especial que es Dios con nosotros. Es un Padre estupendo. Nos cuida a lo largo del camino de la vida, va SIEMPRE en medio de nosotros.

La vida no suele ser como la planificamos y en ocasiones nos desesperamos, perdemos la esperanza, no sabemos a quién acudir que nos dé una voz de aliento. Es en esos momentos difíciles cuando Dios se hace presente y todo cambia. Te quiero compartir esta entrevista que tanto me piden y le hice a una dulce abuelita, enamorada de jesús Sacramentado.

A menudo me lo comentan: “Me siento sola, angustiada. Sufro”. Me piden un buen consejo. Suelo decirles que no soy bueno para dar consejos, sólo soy un escritor que busca a Dios y comparto mis aventuras y las de otros que me las comparten.

Pero siempre, sin dudarlo, los envío con un sacerdote para que se confiesen y les brinden asesoramiento espiritual. Los sacerdotes han escuchado todo lo que una persona puede oir y han conocido miles de historias con finales felices. Te pueden indicar el camino. Luego los invito a visitar a Jesús en el sagrario, al amigo bueno, mi mejor amigo, que a menudo pasa muy solo esperando que vayan, buscando a quién dar sus gracias y su amor.

Hace unos meses estaba en Misa dominical en el Santuario Nacional del Corazón de María. La iglesia estaba llena. Terminaba un retiro espiritual y los asistentes concluían con una Eucaristía, todos juntos, emocionados, llenos de Dios.

Al concluir la misa una joven se paró al frente para dar su testimonio del Retiro Espiritual. Me dejó impactado, con sus palabras, que brotaban de su alma como una fuente de esperanza para los que la escuchábamos.

“Fui al retiro sin esperar nada. Me sentía muy sola. Tuve que emigrar de mi país, por el conflicto que allí se vive. Dejé atrás a toda mi familia. En Panamá no conocía a nadie. Conseguí un trabajo y me dediqué de lleno a  trabajar. Cada día era igual. Del trabajo a la casa y viceversa. En este retiro pedí mucho a Dios que me diera a conocer su voluntad en mi vida. No soportaba más esta soledad. Hasta que ocurrió.

El último día del retiro con la Exposición del Santísimo Sacramento de pronto experimenté Su presencia con tal fuerza que me sobrepasaba. Era un amor arrollador que me atravesaba y me llenaba y me consolaba. Era como si Dios mismo me dijera: “Aquí estoy y te amo”. Mis lágrimas no demoraron en correr por mis mejillas. Estaba completamente emocionada. Apenas me lo creía.

Era importante para Dios. Todo este tiempo, todos esos momentos en que me sentía absolutamente sola y sufría, de pronto lo comprendí…

NUNCA ESTUVE SOLA. DIOS SIEMPRE ME ACOMPAÑÓ. VELABA POR MÍ.  En este retiro me lo hizo saber. Somos importantes para Él. Ahora mi vida es diferente. Voy a trabajar sabiéndome hija amada por Dios. Y con una gran familia, mis amigos del retiro espiritual.”.

………………………..

 

¿Conoces  el libro «EL SAGRARIO? Lo escribí para ayudarte en tus visitas a Jesús en el sagrario, para que puedas conocerlo y amarlo más. Me ilusiona que lo conozcas y lo visites a diario. Y le digas que le quieres.

“EL SAGRARIO” es un clásico de espiritualidad que «ENCIENDE los CORAZONES» en amor a Jesús Sacramentado. Escrito por nuestro autor Claudio de Castro  

Te mostramos cómo adquirirlo. Es muy sencillo.

Si vives en Latinoamerica o Estado Unidos Haz «CLIC» aquí.

Si vives en México Haz «CLIC» aquí.

Si vives en España Haz «ClIC» aquí.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.