Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
jueves 26 noviembre |
San Juan Berchmans

Imagina si el mundo descubriera la presencia VIVA de Jesús en el Sagrario

Claudio de Castro - publicado el 21/11/20

Aquí estoy Jesús, he venido a estar contigo. Quiero hablarles a todos de ti. Y yo mismo, ante tu grandeza, humildad y majestad, me quedo sin palabras. Eres tan bueno y tierno y misericordioso. Mi mejor amigo desde la infancia y a veces no sé cómo agradecer tantos favores.

“Háblales de Mí, Claudio”, me parece escuchar. “Diles que los amo”.

Tantos Sagrarios abandonados donde nadie te visita. Me ha tocado con dolor verlos. Y corro para hacerte compañía.

No estés solo dulce Jesús mío. Quiero consolarte.

Imagina si de pronto el mundo descubre tu presencia VIVA Jesús en todos los sagrarios del mundo. Se dan cuenta que allí estás tú, el Rey de Reyes. Haciendo exactamente lo mismo que hacías cuando caminaste en el mundo: Sanas, acompañas, escuchas, orientas, abrazas, ríes, y nos das las gracias que necesitamos con urgencia para resistir las adversidades de la vida.

 ¿Qué piensas que podría ocurrir? De pronto se dan cuenta que esta promesa que nos hiciste en Mateo 28, 20 se ha cumplido con exactitud: «Yo estoy con ustedes todos los días hasta el fin de la historia.»

Las iglesias serian insuficientes para la cantidad de personas que pasarían contigo, haciéndote compañía, adorando, pidiendo gracias, impactados por tu presencia.

«Acude perseverantemente ante el Sagrario, de modo físico o con el corazón, para sentirte seguro, para sentirte sereno: pero también para sentirte amado…, ¡y para amar!», aconsejaba san Josemaría Escrivá, «Que no falte a diario un “Jesús, te amo” y una comunión espiritual —al menos—, como desagravio por todas las profanaciones y sacrilegios, que sufre Él por estar con nosotros.

He hablado de ti hoy con muchas personas y algunas me han preguntado qué hacer para amarte más.  Siempre respondo que nuestro amor, humano, es insuficiente, imperfecto, pobre. Por eso suelo pedir a tu madre, la Santísima Virgen María, que me obsequie una pequeña gota de su amor por ti, para amarte como ella de amó.

Que índigo me siento con tu amistad, Jesús Sacramentado, Jesús mío, escondido en el sagrario.

¡¡Gracias por amarnos tanto!!

.

Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia hoy se publica diariamente en ocho idiomas: francés, inglés, árabe, italiano, español, portugués, polaco y esloveno.
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
EMANUELLE CUETO RAMOS
Jesús V. Picón
Sacerdote con cáncer terminal: Pierde los ojo...
Orfa Astorga
¿Hasta qué edad es sano vivir en casa de los ...
READING
Gelsomino del Guercio
Las tres reglas fundamentales para los lector...
Aleteia Team
Fotografiaron el martirio de este sacerdote p...
Redacción de Aleteia
7 señales de personas con “depresión escondid...
WREATH
Maria Paola Daud
¿Has preparado ya tu corona de Adviento?
SAINT JOSEPH
Philip Kosloski
Esta antigua oración a san José es “conocida ...
Ver más