Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
miércoles 21 abril |
San Anselmo de Canterbury

Hoy, en Misa, de pronto me ocurrió… (Un testimonio sorprendente)

Claudio de Castro - publicado el 10/02/18

Domingo 11:00 a.m.

Fuimos a la Misa dominical, con Vida, mi esposa y mi cuarto hijo Luis Felipe. Por la hora decidimos ir la Iglesia María Auxiliadora, en Panamá.

La Santa Misa es en sí misma un Tesoro del cielo, una gracia que se nos da, un evento extraordinario en la tierra, un gesto de amor de Dios.

San Francisco de Asís decía emocionado:

«El hombre debería temblar, el mundo debería vibrar, el Cielo entero debería conmoverse profundamente cuando el Hijo de Dios aparece sobre el altar en las manos del sacerdote».

Estaban confesando dos sacerdotes.

―Estupendo ― pensé.

Me coloqué en la fila de los que esperaban su turno. En ese instante recordé algo que había leído sobre los dones sobrenaturales de don Bosco:

“Veía en sueños el estado exacto de la conciencia de sus discípulos y después los llamaba y les hacía una descripción tan completa de los pecados que ellos habían cometido, que muchos aclamaban emocionados: «Si hubiera venido un ángel a contarle toda mi vida no me habría hablado con mayor precisión».

Por algún motivo reflexioné: “¿Qué pasaría si hoy me confesara con Don Bosco?”

Lo imaginé mirándome, leyendo en mi conciencia mis pecados, y luego repitiéndolos para que pudiera confesarlos.

Deseaba tener mi alma limpia, pura, para que la santísima Trinidad habitara en mí.

Somos templos vivientes, a veces mancillados por el pecado. Anhelaba algo digno que ofrecer a Dios. Hice un examen de conciencia, repasé los 10 Mandamientos y mi relación con Dios. ¿Lo he amado sobre todas las cosas? ¿Hago su santa voluntad?

En ese momento ocurrió.

Fue como abrir una puerta en las profundidades de mi alma. Y allí, acumulados en diferentes anaqueles estaban “escondidos” mis pecados del pasado, los que nunca confesé por vergüenza u olvido. No podía creerlo. Era como si cada uno me señalara acusándome: “Esto lo hiciste tú Claudio”.

Me confesé y a medida que el sacerdote decía:

“…Te absuelvo de tus pecados…”

Yo emocionado, agradecía este gran misterio… Un sacramento que nos devuelve la paz, la gracia, la posibilidad de encontrarnos de frente con Dios.

¿Mi consejo? Si puedes acude a Misa, busca un sacerdote y recupera la gracia.

¡Es algo maravilloso!

…………..

¿Has leído los libros de nuestro autor Claudio de Castro? Te los recomendamos. Son un bálsamo para el Alma.

Puedes conocerlos haciendo «CLIC» aquí.

Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
DIOS ASI LO QUISO
Adriana Bello
Juan Luis Guerra y Ricardo Montaner le cantan al amor eterno
2
PADRE PIO
Philip Kosloski
Cuando Padre Pío rezaba por alguien, decía esta poderosa oración
3
Salvador Aragonés
La gran preocupación del Papa (y de la que no hablan los medios)
4
ROBERTA MASCENA
Redacción de Aleteia
Se gradúa con el uniforme de limpiadora de su madre
5
Amii Stewart
Silvia Lucchetti
Amii Stewart: Un día la estatua de la Virgen me habló
6
Juan Daniel Escobar Soriano
¿Por qué un católico no puede pertenecer a la masonería?
7
SAINT JOSEPH
Philip Kosloski
Esta antigua oración a san José es “conocida por no fallar nunca”
Ver más