Aleteia

Hace 15 día emprendí un viaje maravilloso para Descubrir al Espíritu Santo. Hoy soy otra persona (Un testimonio bellisimo)

Comparte
Seguro lo habrás notado. En los años que llevo escribiendo en Aleteia nunca he publicado un artículo sobre el Espíritu Santo. Y la verdad, no lo hacía porque no le conocía. Creo que vamos a remediarlo a partir de hoy.

Es importante que sea conocido y amado como amamos al Padre y al Hijo. Es Él quien restaura nuestras vidas y nos da un Propósito.

Cuando lo mencionas, muchos piensan en la Renovación Carismática. «Es de los carismáticos» te dicen, cuando es un Don para TODA la Iglesia. Le dio el impulso que se necesitaba, a la iglesia primitiva. Y puede hacerlo con la nuestra, llena de defectos, pecados y gracias.

Basta recordar los eventos «extraordinarios» que se dieron en Pentecostés. Y como le infundió valor, ánimo y sabiduría a los apóstoles para predicar el Evangelio y convertir Miles de almas en cada predicación. ¿Crees que eso se ve hoy en día?

La Iglesia arrancó con dudas, apenas entendían las palabras de Jesús hasta que los apóstoles recibieron el Poder y la unción del Espíritu Santo. Eran tiempos maravillosos. En esos días abundaban los carismas, milagros y hechos sobrenaturales. Dicen que la sola sombra de Pedro curaba a los enfermos.

El Espíritu de Dios era casi un desconocido para mí.

Conocer a Jesús es más sencillo, me basta ir al SAGRARIO o la eucaristía para estar con Él. Leemos sobre su vida, hay cientos de estampitas y su imagen está en muchos hogares y las iglesias, encuentras libros y ves películas, igual de Dios. Pero el Espíritu Santo, lo vemos solo como una «unción» invisible de PODER que se derrama sobre los apóstoles.

Como humanamente no comprendemos muchas cosas se le representa por una paloma, agua o fuego, eso es todo. Se le menciona mucho en la Biblia, pero lo conocemos y tratamos muy poco. ¿Cómo es eso posible si también es Dios?

De pronto tuve la inspiración de escribir un libro sobre el Espíritu Santo. “¿Cómo se te ocurre? ¿Qué te pasa Claudio si apenas lo conoces?”, me dije.

Acudí a muchos amigos, me ayudaron como pudieron y me refirieron a textos bíblicos. Sólo un amigo me habló con pasión del Espíritu Santo, es carismático y una prima, es Evangélica. Necesitaba descubrirlo en mi vida. Leí la Biblia, libros de espiritualidad y algo de teología (que apenas comprendí). Entonces tomé una resolución. Era hora de iniciar el libro.

«LOS 7 DONES DEL ESPÍRITU SANTO». Creo que es mi mejor libro. Te va a cautivar por su ternura. Lo he terminado exhausto. Semanas intensas escribiendo día y noche. Investigando, rezando, tratando de descubrir al Dios desconocido.

Empecé despacio, inseguro porque muy poco sabía de Él. Necesitaba más. Fui a una capilla y recé allí pidiendo al Espíritu Santo que me iluminara el camino. «Si quieres que escriba de ti debes mostrarte, porque apenas te conozco. Y quiero que seas conocido. Y renueves nuestras vidas. Lo necesitamos». Terminaba con la oración que solía rezar Juan Pablo II: “VEN ESPÍRITU SANTO…”

En ese instante una venda cayó de mis ojos y no pude parar de escribir. ¡Fue increíble! Puedo decirte que hace 15 días yo era otra persona.

Cuando llegué a las 300 páginas me detuve. Cerré el libro y estoy por empezar otro sobre su Amor y Ternura que a todos nos envuelve y su acción y presencia en nuestras vidas cotidianas. Tengo tanto que contarte sobre esta maravillosa experiencia con el Espíritu Santo, una de las mayores aventuras de mi vida.

Te invito a darle una mirada. PUEDE AYUDARTE A LLENAR UN VACÍO ESPIRITUAL EN TU VIDA.
Ojalá puedas adquirirlo y compartirlo. ¡Dios te bendiga!

…………………………………………….

 ¿Te gustaría darle una mirada? Es muy sencillo…

Si vives en los ESTADOS UNIDOS haz “CLIC” aquí,
y se abrirá el enlace al libro.

Si viven en MÉXICO haz “CLIC” aquí.

Si vives en algún país de AMÉRICA LATINA haz  “CLIC” aquí.

Si vives en ESPAÑA, haz “CLIC” aquí.

.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.