Aleteia

¿Eres de Jesús? Te damos una clave sencilla para saberlo. (Un bello testimonio)

Comparte
No temas decirle al mundo que sigues a Jesús. 

No temas porque Él va contigo. Y nunca te dejará. Cierra los ojos un instante… A mí me encanta imaginarlo a mi lado. De pronto me abraza, sonríe  y me dice:

“Eres todo un caso Claudio…”

¿Solos? No lo estamos.

«Y he aquí que yo estoy con vosotros todos los días hasta el fin del mundo.» (Mateo 28, 20)

¿Somos de Jesús?

«Quien dice: «Yo le conozco» y no guarda sus mandamientos es un mentiroso y la verdad no está en él. Pero quien guarda su Palabra, ciertamente en él el amor de Dios ha llegado a su plenitud. En esto conocemos que estamos en él. Quien dice que permanece en él, debe vivir como vivió él.»  (1, Juan 2, 4- 6)

Esta es la clave para saberlo y es muy sencillo.

“¿Sigo los pasos de Jesús?”

Debemos vivir como Él. Perdonando al que nos ofende, siendo misericordiosos, orando, amando a Dios sobre todas las cosas, siendo obedientes, aceptando la voluntad de Dios en todo momento…

En Mateo 7, 21 encontramos otra clave,  más rigurosa. Sólo debo preguntarme si hago la voluntad de Dios.

“No todo el que me diga: Señor, Señor, entrará en el Reino de los Cielos, sino el que haga la voluntad de mi Padre celestial.” 

Me siento feliz de conocer a muchos que me recuerdan a Jesús por la forma como viven. Sacerdotes buenos, religiosas, laicos, jóvenes… Viven haciendo el bien. Se les nota la presencia de Dios. Siempre están alegres, te escuchan, orientan.

Tengo un amigo que desde joven fue así. Para él lo primero es Dios, escuchar lo que tiene que decirnos en la santa Biblia y hacer su voluntad. Está casado, tiene hijos y habla a todo el que puede de Dios. Sus conversaciones siempre terminan con un: “Dios te bendiga”.

 

 

Qué sabrosa es la vida cuando sigues a Jesús.

¿Problemas? Encontrarás cientos.
¿Incomprensión? Abunda.

¿Paz interior? Se te concede una paz tan honda que te das cuenta al instante… tiene que ser de Dios.

¿Felicidad? Tu mayor felicidad será siempre hacer la voluntad del Padre.

Jesús te invita a seguirle. ¿Qué responderás?

¡El buen Dios te guarde y te bendiga!

 

…………..

¿Conoces los libros de nuestro autor Claudio de Castro? En este enlace los podrás ver: HAZ «CLIC» AQUÍ.

Te los recomendamos. Son un BÁLSAMO PARA EL ALMA.

 

 

 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.