¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Después de leer esto tendrás ganas de confesarte (Un testimonio hermoso)

© The Photographer
Comparte

Cada vez que alguien me escribe y me pide consejos suelo darle cuatro muy sencillos. Ya sabes que no soy bueno dando consejos, solo escribo. Pero he notado que estos funcionan a la perfección y dan abundantes frutos. Pero el primero, con el que siempre empiezo es del que te voy a hablar hoy.

  1. Confesión sacramental

Usualmente el pecado nos aleja de Dios y de la vida en la Iglesia, nos sentimos menos. El Papa ha dicho a los jóvenes en un Centro de menores que todos somos pecadores y, aun así, nos ama Jesús, nos busca y espera que vayamos a Él. Es lo que hace una buena confesión sacramental, restaura tu amistad con Dios, te quita un peso enorme de encima y te ayuda a ser feliz.

Muchas personas que ha seguido este sencillo consejo vuelven meses después para contarme lo felices que son. Recuperar la gracia los ayudó a ver el mundo diferente, a tener hambre de Dios y su Palabra. Ahora asisten con regularidad a misa y frecuentan los sacramentos.

En estos días celebramos en Panamá la Jornada Mundial de la Juventud. Nos visita el Papa. En el parque Omar o parque de la juventud han instalado 250 confesionarios de madera confeccionados por personas privadas de libertad. Hoy el Papa Francisco ha confesado algunos jóvenes, en un centro penitenciario.

Hace poco estuve allí, hice algunos videos para ti. Entrevisté sacerdotes, seminaristas, frailes, religiosas, peregrinos, voluntarios.  Todos tenían en común ese deseo de agradar a Dios sobre todas las cosas. Los peregrinos anhelan encontrar sus caminos, el que los lleva a conocer la santa voluntad del Padre. Saben que para poder conseguirlo deben recuperar la gracia.

En la gracia ocurren lo milagros, lo sé bien. Por eso la cuido tanto. Y cuando caigo, que a menudo ocurre, corro a confesarme. Es como me dijo un sacerdote amigo: “Santo no es el que nunca cae sino el que siempre se levanta”.

“Después de ver este video tendrás ganas de confesarte”, te dejo unos minutos con mi amigo el padre Sergio, que te lo explica muy bien.

 

Algo muy bueno está pasando en Panamá durante esta Jornada Mundial de la Juventud. LAS CONFESIONES SON MASIVAS, en el parque de la Juventud y en diferentes parroquias.

Miles de jóvenes recuperan su amistad con Dios y se preparan para encontrar el camino de sus vidas en la Feria Vocacional y las actividades espirituales de la JMJ. Es sorprendente.

Caminan rezando el santo Rosario, cantando, riendo, ondeando sus banderas de diferentes países. Es una fiesta de espiritualidad.

¿Has sentido alguna vez esa necesidad de acercarte al confesionario PARA CONFESAR TUS PECADOS y recuperar la gracia? Escucha en tu interior, puede ser un llamado de Dios. Es padre y busca recuperar a sus hijos, abrazarlos y llenarlos con su amor.

Haz la prueba. No te arrepentirás. Te lo garantizo.

¡Dios te bendiga!

 

………………………..

 

Debes conocer a tu enemigo, enemigo de las almas y la humanidad, para poder defenderte, mantenerlo a distancia. En estos tiempos está muy activo, haciendo daño. Te invito a leer un libro que te muestra cómo“EL MUNDO INVISIBLE”  

Un libro católico, precedido de la polémica. El libro del que todos hablan.

“Atrapa al lector desde la primera página”.

“Tras la lectura de este libro fascinante, es inevitable la sensación que no estamos solos y que debemos volver la mirada a Dios”.  

Ya está disponible. ¿Cómo adquirirlo? Es muy sencillo. Te paso los enlaces. Haz “CLIC” en el de tu país.

Si vives en los ESTADOS UNIDOS o en países de Latinoamérica…  HAZ “CLIC” AQUÍ.

Si vives en México… HAZ “CLIC” AQUÍ

Si vives en España  HAZ “CLIC” AQUÍ.

 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.