Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
jueves 15 abril |
San Damián de Molokai

Con la puerta del sagrario trabada, necesitábamos un milagro (un testimonio hermoso)

Flickr/couscouschocolat

Claudio de Castro - publicado el 24/09/20

Creo que alguna vez te lo conté. El sacerdote celebraba misa en silla de ruedas. Tenía a su lado un joven que lo ayudaba, sobre todo a la hora de la comunión, abriendo el sagrario que estaba a una distancia considerable del altar y llevándole el copón con las hostias consagradas.

Era uno de esos sacerdotes marcados por el sufrimiento, que te hablan desde el fondo del alma.

Disfrutaba muchos sus homilías. Estaban llenas de sabiduría y de amor por la vida y a Jesús Sacramentado. Recuerdo sus confesiones y buenos consejos.

Aquella mañana había ido a misa. Escuché con atención su homilía.

Me encantan las homilías de los sacerdotes. Las escucho con atención. Aprendes mucho. Los sacerdotes tienen la experiencia que dan los años, una vida de oración, intimidad con Dios y haber conocido a tantas personas.

Al momento de la comunión, las personas hicieron dos filas frente al altar. Su ayudante lo colocó allí, para que pudiera distribuir la comunión y lo dejó un momento para ir al sagrario con la llave en la mano.

Seguí sus pasos desde la fila. Introdujo la llave y no pudo girarla. La sacó perplejo, volvió a introducirla y con ambas manos trato de girarla para abrir el sagrario, pero tampoco pudo. Varias veces lo intentó.

Sin pensarlo mucho, salí de la fila de comunión y me acerqué a él.

⸺¿Qué ocurre? ⸺le pregunté en voz baja.

Me miró preocupado.

⸺No funciona. La puerta se ha trabado. No logro abrirla.

⸺¿Me permites ayudarte?

Me entregó la llave del sagrario.

⸺¡Por favor!

Introduje lentamente la llave por la cerradura de la puerta de aquél hermoso sagrario donde estaba nuestro Señor, en toda su Majestad. Jesús escondido, prisionero del amor.

Al tratar de girar la llave me di cuenta de lo que ocurría. Algo impedía su giro.

Las personas desde la fila de comunión nos miraban. Esperaban.

Volví a intentarlo, sujetándola con ambas manos, poniendo toda la fuerza posible. ¡Imposible!

Me retiré unos pasos y me coloqué de rodillas ante Jesús en el sagrario. Para mí era imposible abrir el sagrario. Cerré los ojos unos segundos y oré con fervor.

⸺¿Dejarás sin comulgar a estas personas, Señor? Ellos te necesitan.

Me puse en pie, me acerqué al sagrario nuevamente, introduje la llave y giró toda.

¡Fue increíble! ¡Con cuanta suavidad abrió la puerta del sagrario!

sentí un gran alivio.

⸺Gracias Jesús.

En silencio me retiré y volví a la fila de comunión, mientras continuaba orando, agradeciendo esta gracia. Iba feliz. Me esperaba Jesús Sacramentado.

.

Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
RIVELAZIONE
Maria Paola Daud
La Virgen que se apareció en Roma, revelándose a un adventista
2
PADRE PIO
Philip Kosloski
Cuando Padre Pío rezaba por alguien, decía esta poderosa oración
3
Dicas de amor
Una hermana es más que una amiga, es la mitad de nuestro corazón
4
SANDOKAN
Inma Álvarez
La verdadera historia de Sandokán: era español y obispo
5
Miriam Díez Bosch
¿Un santo en el Titanic?
6
MIRACLE
Maria Paola Daud
Mateo se perdió en el mar… ¡y apareció en brazos de papá!
7
MARIA DEL VALLE
Esteban Pittaro
Conmoción en Argentina por una joven que falleció tras un aborto ...
Ver más