Aleteia

Con el diablo en medio (Un fuerte testimonio)

Comparte
Imagina que ves un fuego a punto de incendiar a una casa donde habita una familia. ¿Qué haces? Vas corriendo y les adviertes para que se pongan a salvo. Llamas a los bomberos. Haces todo lo que está en tus manos para salvar vidas.

Es lo que me ha ocurrido desde que el Papa Francisco pidió a los fieles que rezaran el Rosario y a san Miguel Arcángel para proteger la Iglesia de las acciones del demonio. Vi ese fuego que cada día parece alimentarse con nuestras malas acciones, indiferencia y hasta ingenuidad.  Y he pensado en nuestras almas en riesgo.

Veo en ese fuego al diablo alimentándolo, haciéndolo crecer, con las tentaciones, malos pensamientos, egoísmos. Y sentí la necesidad de advertirte: “Cuidado, Tu alma vale demasiado, no la pierdas”.

Es cierto. No soy teólogo, ni un experto, pero lo evidente cualquiera lo ve. Por eso me decidí a escribir mi libro “El Mundo Invisible”, que tantos dolores de cabeza me ha traído, pero también ha ayudado a muchas personas a reaccionar y ver la realidad: “El diablo existe. Y te odia”.

Es muy astuto e inteligente.  No tiene nuestras limitaciones de tiempo, enfermedades, agotamiento…  Espera paciente el momento propicio, y si no lo encuentra, lo crea y se mete en medio de nuestras vidas.

Recibo a menudo correos de personas con grandes sufrimientos. Cargan cruces que yo no podría llevar. Me piden consejos… No sé darlos, por eso les sugiero una buena confesión sacramental, para que restauren su amistad con Dios, las envío al sagrario con Jesús, porque Él tiene todas las respuestas y luego que vayan y conversen con un sacerdote que los ayude como guía espiritual.

Algunas personas con un sufrimiento insoportable, piensan que Dios no escuchará sus lamentos y súplicas. Se desesperan e ingenuamente acuden a sitios oscuros, y empeoran sus circunstancias. Son lugares donde no habita Dios, por tanto, no encontrarán allí la Verdad.  El diablo parece disfrutar estos momentos de angustia y los aprovecha.

A mi edad aprendí que nunca estamos solos. Dios va con nosotros y nos muestra su voluntad. A veces permite el sufrimiento para fortalecer nuestra fe. Es parte de su pedagogía. A mí en lo personal no me gusta, pero lo acepto y ofrezco.

Hay que ser pacientes, «CONFIAR» y esperar. Acude a Jesús en el sagrario, es un gran amigo.

Te invito a escuchar este bellísimo testimonio, un Milagro Eucarístico que nos cuenta el buen Padre Sergio.

 

Dios no está sujeto a nuestro tiempo. Queremos las cosas para ayer y así no funciona.  La paciencia es una virtud. La respuesta llegará en su momento.

Jesús nos mostró muchos ejemplos de cómo pedir a Dios y perseverar, insistir, no rendirnos.

¿A quién podemos tomar de ejemplo que nos ayude? A santa Mónica, la mamá de Agustín. Rezó 30 años por la conversión de su hijo, sin rendirse, soportando los malos momentos, el mal comportamiento de su hijo. Y al final sus oraciones dieron fruto, lograron la conversión de Agustín que terminó siendo «el gran san Agustín».

Las escrituras son claras:

«Queridos, si la conciencia no nos condena, tenemos plena confianza ante Dios, y cuanto pidamos lo recibimos de él, porque guardamos sus mandamientos y hacemos lo que le agrada.» (1 Juan 3, 21-22)

¡Ánimo! En medio de la tribulación no te equivoques buscando respuestas en lugares que no debes. Busca a Dios. Él nunca te defraudará.

……………………….

 

Debes conocer a tu enemigo, enemigo de las almas y la humanidad, para poder defenderte, mantenerlo a distancia. En estos tiempos está muy activo, haciendo daño. Te invito a leer un libro que te muestra cómo«EL MUNDO INVISIBLE»   

Un libro católico, precedido de la polémica. El libro del que todos hablan, de nuestro autor Claudio de Castro

«Atrapa al lector desde la primera página».

«Tras la lectura de este libro fascinante, es inevitable la sensación que no estamos solos y que debemos volver la mirada a Dios».  

¿CÓMO PUEDES OBTENERLO?

Es muy sencillo. Te paso los enlaces para que lo adquieras. Haz «CLIC»  sobre el que corresponda a tu país.

Si vives en los ESTADOS UNIDOS o en países de Latinoamérica…  HAZ «CLIC» AQUÍ.

Si vives en México… HAZ «CLIC» AQUÍ

Si vives en España  HAZ «CLIC» AQUÍ.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.