Aleteia

Católicos del mundo, nuestra Iglesia acaba de abrir un cofre de Misericordia, hagan buen uso de él.

@DR
Comparte
Cuando empezaron las muertes por la Pandemia sentí un hondo dolor en el alma.  Eran cientos y cientos. Tenía inquieto el corazón y me preguntaba: “¿Y aquellos que han muerto sin confesión sacramental? ¿Sin la asistencia de un sacerdote que le brinde los santos oleos?”

Una idea rondaba por mi mente: «¿Qué hacer si el Coronavirus nos atrapa sin estar confesados por un sacerdote, sin la gracia de Dios?»

Escribí un artículo compartiendo mi preocupación por aquellas almas y las nuestras. Consulté sacerdotes, leí mucho, investigué. Sobre todo recé pidiendo luces a Dios. Debía existir una puerta de gracia que nos concede nuestra santa madre Iglesia para que la crucemos.  Siempre estuvo allí.

La encontré en el Catecismo. Te invito a leerlo. Nos ayuda a conocer mejor nuestra fe y las gracias que se nos conceden en ciertos momentos históricos como el que estamos viviendo.

Hablamos de la eternidad. Y como creyentes estamos llamados a ayudarnos los unos a los otros. Los católicos debemos tener coraje, valor, fe e iluminar el mundo con nuestro ejemplo, nuestras palabras, oraciones y pensamientos.

Cada vez que pensaba en aquellas almas rezaba: “Misericordia Señor. Ten misericordia de todos nosotros”.

El Papa Francisco acaba de conceder indulgencia y absoluciones colectivas ante la Pandemia el coronavirus.

Las absoluciones colectivas se dan en situaciones excepcionales, ante un peligro inminente de muerte, cuando son demasiadas las personas en riesgo y el sacerdote no tiene tiempo suficiente para confesarlos individualmente. Se da con la condicion que los fieles hagan actos de contrición y se arrepientan de haber ofendido a Dios con sus pecados.

No imaginas la alegría que he sentido.  Nos brinda la posibilidad de salvarnos en una situación crítica y de ayudar a otros a que se salven y puedan ir a la eternidad.

Qué bueno es Dios que hace lo imposible para que pasemos una maravillosa eternidad a su lado. Debes tener conciencia que DIOS TE AMA, que es un Padre bondadoso y además es TODOPODEROSO y lo da todo  por nosotros, por ti y por mí.

“Porque tanto amó Dios al mundo que dio a su Hijo único, para que todo el que crea en él no perezca, sino que tenga vida eterna.”
(Juan 3, 16)

Al leer la noticia de las indulgencias y absoluciones colectivas para obtener el perdón de las ofensas hechas a Dios, al instante recordé estas palabras que le dijo Jesús a Pedro concediendo este PODER para ser usado por el bien de nuestras almas:

“…lo que ates en la tierra quedará atado en los cielos, y lo que desates en la tierra quedará desatado en los cielos.”
(Mateo 16, 19)

La Iglesia acaba de abrir un cofre insondable lleno de misericordia para que hagamos uso de él. Pocas veces hay tanta urgencia de bondad, misericordia y de nuestras oraciones.

Es como si tuvieses frente a ti un tesoro espiritual y te dicen: “Toma lo que necesites, es para beneficio de tu alma y los demás”. 

Te toca como católico en estos tiempos, dar lo mejor de ti, apuntar a la santidad y amar mucho, amar más, a todos.

¡Ánimo!

¡Dios te bendiga!

 

……………..

 

“Con lo que se vive en el mundo, conviene ser obedientes, y quedarnos en casa por nuestra seguridad. He pensado entonces que tenemos a nuestro alcance los libros digitales que podemos bajar a nuestros dispositivos (Celular, ordenador, tableta…) en menos de un minuto, sin salir de casa, y tener la compañía de un buen libro que nos anime y oriente espiritualmente. Por eso estoy publicando estos libros digitales esperando que sean para ti un bálsamo y te brinden momentos de Paz”.

Nuestro autor Claudio de Castro nos presenta su nuevo libro: “EL PODER DE LA ORACIÓN EN TIEMPOS DE LA PANDEMIA”. Te recuerda que no estamos solos y que «con la ORACIÓN LO PODEMOS TODO». Te lo recomendamos. Es muy fácil de adquirir impreso digital.

Si vives en los Estados Unidos haz “CLIC aquí

Si vives en América latina haz “CLIC” aquí

Si vives en España, haz “CLIC” aquí

Si vives en Canadá, haz “CLIC” aquí

Si vives en México haz “CLIC” aquí

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.