Aleteia logoAleteia logoAleteia
martes 07 diciembre |
San Ambrosio
Aleteia logo

Católicos del mundo, ¡es hora de rezar!

Shutterstock | StockPhotosArt

Claudio de Castro - publicado el 01/01/21

La vida es en sí misma un don que Dios nos permite, pues en Él vivimos, nos movemos y existimos. La vida es sagrada. Todos tenemos un propósito en este mundo, nadie está de más. Nadie sobra. Todos somos hijos muy amados por Dios.

Viendo las tristes noticias de Argentina, país donde acaban de aprobar el aborto, lo primero que vino a mi mente fueron estas palabras de las Sagradas escrituras:

«¿Puede una mujer olvidarse del niño que cría, o dejar de querer al hijo de sus entrañas? Pues bien, aunque alguna lo olvidase, yo nunca me olvidaría de ti. Mira cómo te tengo grabada en la palma de mis manos.» (Isaías 49, 15-16)
OSEBNI ARHIV DRUŽINE GLAVICA

Por la tarde una lectora de Aleteia me escribió preguntándome qué hacer ante tanto horror.

¿Cómo responder? Oración

Los diarios mostraban multitudes enardecidas festejando la ley del aborto. En las redes sociales alguien decía con grandes aspavientos que era un triunfo de los “derechos de la mujer y derrota de los fanáticos religiosos”. Olvidaban mencionar los Derechos de los niños y niñas por nacer y que es un tema de HUMANIDAD.


PROLIFE

Te puede interesar:
Perdió la vida: El aborto es ley en la Argentina

Le respondí:

Conozco el poder de la oración. Lo he vivido en muchas ocasiones de grandes dificultades. La oración de intercesión me sostuvo cuando estuve a punto de caer. En esos momentos tuve las oraciones de sacerdotes y amigos y familiares. Debes orar. Dios siempre escucha la oración fervorosa de sus hijos cuando brota del corazón y del alma. Nunca deja la oración sin responder. El Padre Pío de Pietrelcina solía insistir a los que buscaban su consejo, que nunca abandonaran la oración. «La oración es la llave que abre las puertas al corazón de Dios; a Él debes hablarle con el corazón». También solía aconsejar: “Reza, espera y no te preocupes”.



Te puede interesar:
Esta es la oración que Padre Pío rezaba a la Virgen María

Por tanto, mi consejo es sencillo:

“Levanta tu voz, no calles ante la injusticia, ten fe y Reza. Saca tu Rosario y reza con fervor y confianza.”
Maria Marganingsih | Shutterstock

Confía: Las promesas se cumplen

La fe es fundamental. Yo creo en las promesas de Jesús. He visto cómo se cumplen.

«…ustedes tienen poca fe. En verdad les digo: si tuvieran fe, del tamaño de un granito de mostaza, le dirían a este cerro: Quítate de ahí y ponte más allá, y el cerro obedecería. Nada sería imposible para ustedes.» (Mateo 17)

Vamos, es hora de rezar, por el mundo, la humanidad, por nuestros gobernantes para que propicien leyes en favor de la vida, que promuevan la dignidad del ser humano, “desde su inicio, que es la concepción”.

Vamos…. «¡Salgan!”, a los que están en la oscuridad:

“Salgan a la luz” (Isaías 49, 9)

REACH

Te puede interesar:
Deja que la luz ilumine tu noche

Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
Ver más