Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
sábado 18 septiembre |
San José de Cupertino

BENDITO SEAS GLORIOSO SAN JOSÉ (Una devoción que me sacó de la adversidad)

Shutterstock / Zvonimir Atletic

Claudio de Castro - publicado el 18/03/17

Hoy 19 de marzo es un día de fiesta y escribo muy emocionado estas palabras. Es el día del glorioso san José, mi padre y señor nuestro.

Quisiera compartirte dos bellas oraciones:

Bendito seas San José, que fuiste testigo de la Gloria de Dios en la tierra.
Bendito sea el Padre Eterno que te escogió.
Bendito sea el Hijo que te amó y el Espíritu Santo que te santificó.
¡Bendita sea María que te amó!

¡Oh, feliz varón, bienaventurado José, a quien le fue concedido no sólo ver y oír al Dios, a quien muchos reyes quisieron ver y no vieron, y no oyeron, sino también abrazarlo, vestirlo y custodiarlo! Ruega por nosotros, bienaventurado José.

Hay una historia que siempre cuento en estos días. Hubo una época en que me fue muy mal, en todo sentido.

Siempre he pensado: “Si pierdo la gracia, lo pierdo todo». Por eso decidí poner orden en mi vida. Recuperar la gracia y seguir sin miedo, perseverar, a pesar de la adversidad. Nunca rendirnos, siempre avanzar.

Esa tarde me reuní con un sacerdote y al terminar la confesión me pidió que me quedara unos minutos. Me entregó una estampita de san José y me preguntó: “¿Eres devoto de san José?”

Amando tanto a Jesús, tenía olvidado a su padre terrenal y sentí vergüenza.

“Le veo en mis nacimientos”, respondí. “pero nunca he sido muy devoto del buen san José”.

El sacerdote me dijo:

He visto la maravillosa intercesión de san José en las vidas de muchas personas a  las que les he hablado igual que a ti. Ten esta estampita, rézale a san José que él sabrá ayudarte. Es un gran intercesor en el cielo”.

Me recordó estas palabras de santa Teresa de Jesús:

«Como me vi tan tullida y en tan poca edad, y cuál me habían parado los médicos de la tierra, determiné acudir a los del cielo… Tomé por abogado y defensor al Glorioso San José, y me encomendé mucho a él. Éste padre y señor mío me sacó con más bien de lo que yo sabía pedir. No me acuerdo hasta ahora de haberle suplicado cosa alguna que haya dejado de hacer«.

Seguí el consejo de este sacerdote que justamente se llamaba José.

Y le pedí a san José que me ayudara a tener paz interior,  a ser un buen padre de familia, y pudiera sacar adelante a mi familia. También le pedí que fuera el patrono de mi editorial que recién empezaba y con muchos tropiezos.

Esa semana me escribieron de Rep. Dominicana. Era un distribuidor de libros, e hice mi primera exportación. Apenas me lo creía. Seguí pidiendo a san José esta vez con más entusiasmo, y estos pequeños milagros cotidianos empezaron a multiplicarse, de forma exponencial.

Fue estupendo.  A todo el que puedo le recomiendo esta bellísima devoción.

Oh buen san José perdóname por tenerte tan olvidado, alcánzame de tu hijo bendito la gracia de la conversión, y la santidad.

Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Gelsomino del Guercio
Los asombrosos diálogos entre el diablo y un exorcista del Vatica...
2
SINDONE 3D
Lucandrea Massaro
El Hombre de la Sindone, reconstruido en 3D: ¡Son verdad los Evan...
3
Maria Paola Daud
Quiso usar una Hostia para hacer brujería y… comenzó a sangrar
4
PAURA FOBIA
Cecilia Pigg
La oración corta que puede cambiar un día estresante
5
VACCINE
Jaime Septién
¿Covid-19: vacunarse o no vacunarse?
6
BEATRIZ
Pablo Cesio
¿Dónde está Beatriz? El extraño caso de la mujer que desapareció ...
7
EUCHARIST
Philip Kosloski
Esta hostia eucarística fue filmada sangrando y latiendo como un ...
Ver más