Aleteia

Algo está cambiando en el mundo. Jesús nos llama a visitarlo. ¿Lo has notado?

Comparte
Ayer ha sido un día estupendo. Fui en auto a visitar librerías Católicas para mostrar mi nuevo catálogo y mis libros. De pronto decidí hacer algo diferente. Visitaría los diferentes sagrarios que encontrara en mi camino, con una oración en los labios.

Pensaba en los cientos de fotos que hemos recibido de custodias y sagrarios alrededor del  mundo. Y en los maravillosos mensajes que los acompañan. Les comparto un par:

“Hoy fui a visitarle en la mañanita y estuve conversando con Él”.

“Vi su publicación de compartir una foto de los Sagrarios de nuestra Parroquia o que visitamos y quise aprovechar para compartir éste, ya que es un sagrario muy especial. Es del Centro Vocacional de la Arquidiócesis de Monterrey, donde muchos hemos estado ante Jesús pidiéndole que nos ayude a discernir nuestra vocación durante un proceso vocacional que dura 9 meses.  Generaciones y generaciones, hemos estado delante de ese Sagrario con un Sí escrito, en el que estoy segura ha crecido el Amor a Cristo y a su voluntad”.

En estos días hemos recibido  muchos comentarios de personas que sentían en su interior la necesidad, como una urgencia, de ir a un oratorio y visitar a Jesús en el sagrario o ante una custodia, visible, frente a ti.  Y dejaban pasar el momento.

“Voy apurada Jesús, en otro momento te visito”, le decían.

 Pero ahora, de pronto, cambian su decisión para estar con Él.

Algo está cambiando en el mundo. Y ante ese impulso nos animamos y vamos a verlo. Es maravilloso.

La foto que te comparto es de la Iglesia santa Eduviges en Panamá donde tienen la Adoración Perpetua. Me la envió un joven que ha descubierto las gracias innumerables  que recibes cuando visitas a Jesús.  Me cuenta que todos los días almuerza lo más rápido que pueda y se va a una capilla cercana a su trabajo para estar con Jesús. Los fines de semana visita a Jesús en la parroquia de santa Eduviges.

Conducía y pasé frente a un oratorio. Pensé en mi propósito de visitarlo en diferentes sagrarios. Un pie pisó el freno, el otro el acelerador, porque tenía una entrevista con los dueños de la librería María Reina de la Paz en Honduras, que estaban de paso por Panamá.

Ganó mi ardiente deseo de estar con Jesús. Me estacioné y me bajé del auto. Qué momento más emocionante. No tienes idea cómo disfruto visitar Jesús. Las gracias y la Paz que recibes, te renuevan la vida.

¿Y la entrevista? Nos reunimos al rato. Si vives en Honduras no dejes de pasar por su librería.

¿Puedo pedirte un favor? Cuando visites a Jesús dile que Claudio le manda saludos.  Ya imagino su gran sonrisa como diciendo:

“A éste nadie lo compone”.

¡Dios te bendiga!

 

…………

Te invitamos a conocer la página de nuestro autor Claudio de Castro donde podrás leer sobre su vida y aventuras en torno al sagrario.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.