Aleteia

¿Adormece el demonio nuestra conciencia? (Un fuerte testimonio)

Comparte
Alguien me decía al ver lo que ocurre en el mundo: “El hombre ha perdido el temor de Dios”. Tiene mucha lógica. Por temor hablamos de “respeto”, no miedo.  Yo creo que es cierto y ocurre porque vivimos con la conciencia silenciada, adormecida.

De alguna forma el demonio, ha logrado penetrar nuestro ser interior y adormecer nuestras conciencias. Muchos no ven el pecado como tal.

El Catecismo de la Iglesia Católica (1776) nos habla de la conciencia, existe, aunque poco la mencionemos. «El hombre tiene una ley inscrita por Dios en su corazón […]. La conciencia es el núcleo más secreto y el sagrario del hombre, en el que está solo con Dios, cuya voz resuena en lo más íntimo de ella…»

Y usa esta reflexión del nuevo santo John Henry Newman: «La conciencia es la mensajera … La conciencia es el primero de todos los vicarios de Cristo”.

Es muy astuto el demonio, es el padre de la mentira. Tiene muchas provocaciones para engañarnos y hacernos caer en los peores pecados, los que más ofenden a Dios. No es tan difícil, él es un espíritu, posee inteligencia, y nosotros andamos con el alma desnutrida, débil, expuesta, porque casi no oramos. Además el demonio tiene una eternidad para reflexionar con calma en las mil y un formas increíbles para hacernos caer en sus terribles garras.

¿Por qué lo hace? Por odio. Así como Dios es amor, Él es lo contrario, puro odio. Quiere que nos alejemos de Dios y sus leyes a como dé lugar para que pasemos una triste eternidad en el infierno.

El demonio sabe que una vez cometamos un pequeño pecado, el camino estará allanado, sin obstáculos, para nuevos y peores. La idea es ofender a Dios tanto como se pueda para ir adormeciendo tu conciencia, acostumbrándola a tu vida de pecados.  A menudo, ante las tentaciones me digo: «Si pierdo la gracia, lo pierdo todo». Me ha pasado, un pequeño pecado me lleva de inmediato a uno mayor.

¿Lo más triste de esto? Tus pecados no solo te hacen daño a ti, sino a los que te rodean. ¿La consecuencia? Muy hondo en el alma sabes que te has alejado de Dios y nada llena tu corazón. Te sientes vacío y triste.

¿Has oído aquella frase popular «duermo con mi conciencia tranquilo»? Es muy cierta. La paz muchas veces proviene de tener nuestra conciencia limpia con la presencia de Dios en medio de nosotros.

 Qué astuto es el demonio que nos hace ver el pecado como algo apetecible, deseable, que nos llena de placer. Es hábil para quitarnos la vergüenza al momento de pecar y devolverla cuando nos vamos a confesar para que callemos ese terrible pecado que no nos deja dormir en paz.

 Las Sagradas Escrituras en Efesios (5, 14) lanzan una terrible advertencia para nosotros que muchas veces llevamos el alma muerta.: «Despierta, tú que duermes, levántate de entre los muertos y la luz de Cristo brillará sobre ti.»

 No le permitas al demonio que te haga daño ni a ti o tu familia a través de tus pecados. Lucha, persevera en la oración, busca a Dios. No temas, Él es un padre amoroso y cuando des el primer paso, saldrá a tu encuentro para abrazarte y decirte que te ama.

 ¡Ánimo!  ¡Escucha a tu conciencia y si la tienes dormida, despiértala! La necesitas más de lo que crees y tiene mucho que decirte.

 ¡Dios te bendiga!

 

………………

Es fundamental conocer a tu enemigo, enemigo de las almas y la humanidad, para poder defenderte. Te invito a leer un libro que te muestra cómo mantenerlo a distancia. Es «EL MUNDO INVISIBLE»    

*** NUEVA EDICIÓN*** No. 1 en su categoría. «Escribí este libro para exponer al demonio, que todos reconozcan su existencia, tiene testimonios muy edificantes».

«El LIBRO  es sobre la actuación del maligno, con varios ejemplos. Sencillo para el entendimiento de cualquier persona y con letras grandes. Fácil de leer» (un lector).

Es un LIBRO CATÓLICO, con aprobación eclesiástica, precedido de la polémica. El libro del que todos hablan, de nuestro autor Claudio de Castro

«Tras la lectura de este libro fascinante, es inevitable la sensación que no estamos solos y que debemos volver la mirada a Dios».  

¿CÓMO PUEDES OBTENERLO?

Es muy sencillo. Te paso los enlaces para que lo adquieras. Haz «CLIC»  sobre el que corresponda a tu país.

Si vives en los ESTADOS UNIDOS   HAZ «CLIC» AQUÍ.

Si vives en cualquier país  de CENTRO AMÉRICA o América Latina HAZ «CLIC» AQUÍ.

Si vives en México… HAZ «CLIC» AQUÍ

Si vives en España  HAZ «CLIC» AQUÍ

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.