Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
lunes 27 septiembre |
San Cosme y san Damián

¿Tenemos una misión como matrimonio?

Santi Casanova - publicado el 04/05/17

Mi mujer y yo tuvimos claro desde el mismo día de nuestra boda que nuestro matrimonio, nuestra familia, debía tener una auténtica proyección misionera hacia afuera, que los muros de nuestro hogar no debían ser las fronteras de una intimidad conservadora sino la puerta para todo aquel que necesitara tener un lugar donde “descansar”.

Demasiado, tal vez, hemos incidido en la vivencias familiares hacia adentro y eso, creo, nos ha hecho olvidar la misión que nos espera ahí afuera. Una familia no se hace sólo para sí misma. Un matrimonio que crece sólo hacia adentro y cuyo testimonio del amor no revierte hacia afuera… deja algo demasiado importante sin hacer.

Es verdad que en una familia, en la pareja, cada uno tenemos nuestro propio camino personal, nuestra historia, nuestros compromisos, nuestra lucha, nuestra manera de testimoniar a Jesús Resucitado. Es cierto. Pero cuando aparece la familia, esa misión mía ya no es sólo mía, como sucede con todo cuando aparece el matrimonio. Y a partir de que nuestras manos se entrelazan, cada uno de los cónyuges participa de manera privilegiada en todo lo que el otro es y hace, incluyendo su misión, su vida comprometida con el Reino de Dios.

Es precioso afrontar los retos de la propia vocación, de la llamada, en pareja. Compartir juntos aquello que nos mueve a cada uno, las sendas que nos insinúa el Espíritu; sendas que ya no son recorridas sólo por uno o por el otro, sino por ambos. ¡El Espíritu no es tonto! ¡Y lo que suscita ya lo suscita para dos! Hablábamos en el anterior post de lo importante que es rezar juntos, visitar juntos el Sagrario… Pues bien, no menos importante es afrontar juntos la llamada a hacer, a acompañar, a predicar, a acoger, a enfangarnos con los últimos.

Dedicar tiempo hacia adentro, por supuesto. Dedicarnos tiempo en pareja, por supuesto. Dedicar tiempo a nuestros hijos, por supuesto. Pero, ¡también dedicar tiempo a los demás! No es una opción. Es más que una invitación.

Ojalá nos demos cuenta de la importancia de que nuestro amor conyugal sea signo de posibilidad, de oportunidad, de esperanza, de vida.

Un abrazo fraterno – @scasanovam

Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Claudio de Castro
El purgatorio y la misteriosa alarma de las 3 a.m.
2
Aleteia Brasil
La pareja que festejó su matrimonio dando de cenar a 160 personas...
3
PADRE PIO
Philip Kosloski
Cuando Padre Pío rezaba por alguien, decía esta poderosa oración
4
lobo cordeiro fumaça
Gelsomino del Guercio
«El humo de Satanás entró en la Iglesia»: ¿qué quiso decir el Pap...
5
O Catequista
La polémica sobre el cuerpo incorrupto del Padre Pío
6
Jesús V. Picón
Sacerdote con COVID-19: No se puede vivir una enfermedad sin la E...
7
VIRGIN
Patricia Navas
Oración a la Virgen de la Merced para romper cadenas
Ver más