Aleteia

#SOSNicaragua y su voz en las redes

Comparte
Llevo años intentando trasladar la idea de que las redes sociales son un lugar privilegiado para ser la voz de aquellos que no encuentran otro altavoz a su disposición. Esta opción no es menor ni carece de importancia y creo, sinceramente, que también se nos preguntará en algún momento qué hicimos con el don tan potente de internet y las redes sociales.

En estos días estamos asistiendo a un momento de especial complejidad en Nicaragua, donde ya van más de 200 muertos por el enfrentamiento entre el pueblo y las fuerzas represoras y paramilitares al servicio del presidente Ortega. He de reconocer que si algo sé de lo que está sucediendo es gracias a personas concretas que, a través de Twitter sobre todo, está dando voz a una situación que no está encontrando cabida en medios de comunicación tradicionales. El esfuerzo y la perseverancia de personas como la Hermana Xiskya y de los obispos y curas de la región, consiguen que personas como yo podamos unirnos a la cadena de transmisión y a la denuncia pública. ¿Y el bien que me hace a mí también comprobar la fuerza y la valentía de aquellos que en nombre de Cristo están plantando cara, saliendo a la calle pacíficamente, liderando una propuesta de paz?

Es verdad que a veces saturar con un tema o excederse en la cobertura de un mismo asunto genera el efecto contrario. Las personas de hoy, que vivimos ciertamente anestesiadas en el primer mundo, pueden llegar a optar por dejar de seguir a aquellos que les traen más preocupaciones que alegrías en sus timelines, en sus muros, etc. Pero, ¿hay alternativa? ¿Es el silencio una alternativa a la altura de Jesús de Nazaret? ¿Perder seguidores es una razón de peso para clamar por la justicia y la verdad?

Ser voz de los que no tienen voz es una de las tareas más nobles a las que nos podemos dedicar en estos lugares digitales. Acercar culturas, visibilizar necesidades, testimoniar esfuerzos, dar cobertura a conflictos injustos, aportar un granito de verdad en este universo lleno de fakes y posverdades. Por eso estoy en la red también. Porque Dios me llama a esto. No es sólo un capricho, una tendencia, una moda, una diversión, un lugar para conectar con otros, para informarme, para formarme… El Reino de Dios debe llegar a cada rincón físico y también a cada rincón digital. Hay prójimos que nos están pidiendo ayuda. No viven al lado ni están cerca pero, como el samaritano, me los encuentro de camino, tirados y heridos. No puedo mirar a otro lado.

Un abrazo fraterno
www.santicasanova.com

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Top 10 Santi Casanova
  1. Más leido
    |
    Más popular
Ver más