Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
miércoles 21 abril |
San Anselmo de Canterbury

Recetas espirituales

Santi Casanova - publicado el 17/07/16

No me gustan las recetas espirituales. Cada vez que veo eso de 10 maneras de ligarte a un chico, 5 formas de estar en misa, 8 caminos para llegar a Dios, 15 pasos para salvar tu matrimonio, 3 detalles que la harán derretirse a tus pies… me entran los siete males, lo reconozco. No me gustan las recetas espirituales porque, por definición, una receta es una sucesión de instrucciones que, simplemente, hay que seguir para alcanzar un objetivo final.

Las recetas no fomentan ni el pensamiento, ni la creatividad, ni la reflexión. Es una medida pedagógica para aquellos que, como niños, necesitan que les den todo hecho. Pero en temas de Dios… ¿es esto lo necesario?

Yo prefiero que la gente busque a Dios a decirle dónde lo he encontrado yo. Yo prefiero acompañarles en su camino que darles ya la ruta hecha. Yo prefiero la equivocación y la duda a una certeza que no sabe cómo ha llegado al mundo. Prefiero las preguntas con sentido a las respuestas que parecen carne de McDonalds.

Creo que los recetarios fomentan justamente aquello contra lo que estamos intentando luchar: la inmediatez, la falta de profundidad, la velocidad, la superficialidad y esa sensación de que o a Dios llegamos por la vía rápida o no nos interesa.

Pero el camino contrario, sin duda, no es fácil. La gente pide recetas. ¿Qué ocurre si no damos lo que la gente pide? Es una pregunta interesante, sobre todo para los medios cuya razón de ser es tener lectores.

Ayer mismo, a través del Facebook de una muy buena amiga, comprobaba cómo pensar es una actividad que cansa. Entendemos que descansar es no pensar. “Todo fluye” le decía una amiga en un comentario… Todo fluye… Así que déjate llevar y no pienses mucho. Ya habrá una receta que resuelva tus problemas, al menos aparentemente. Me dejó preocupado. Preocupado de que haya personas que se piensen que eso es real, de que confundan eso de fluir, que suena bonito pero es, a la vez, tramposo.

Debemos estar alerta. Si por algo se caracterizó Jesús fue por huir de las recetas, del café para todos. Él nos enseñó que sólo hay un Camino, una Verdad y que cada uno debe recorrerlo de manera individual, con sus heridas, sus miedos, sus enredos, su historia, sus tentaciones, sus anhelos. A Jesús no se llega por la puerta ancha sino por la estrecha y eso elimina de cuajo las fórmulas magistrales.

Ojalá cojamos el Evangelio más y dediquemos cinco minutos más a ponernos delante de Dios. Porque esto de la fe no va de respuestas fabricadas ni de bienestares que nos hacen fluir, sino de una persona ante cuyo nombre… toda rodilla se dobla, incluida la nuestra.

Un abrazo fraterno – @scasanovam

Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
DIOS ASI LO QUISO
Adriana Bello
Juan Luis Guerra y Ricardo Montaner le cantan al amor eterno
2
PADRE PIO
Philip Kosloski
Cuando Padre Pío rezaba por alguien, decía esta poderosa oración
3
Salvador Aragonés
La gran preocupación del Papa (y de la que no hablan los medios)
4
ROBERTA MASCENA
Redacción de Aleteia
Se gradúa con el uniforme de limpiadora de su madre
5
Amii Stewart
Silvia Lucchetti
Amii Stewart: Un día la estatua de la Virgen me habló
6
Juan Daniel Escobar Soriano
¿Por qué un católico no puede pertenecer a la masonería?
7
SAINT JOSEPH
Philip Kosloski
Esta antigua oración a san José es “conocida por no fallar nunca”
Ver más