Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
jueves 23 septiembre |
San Mauricio y compañeros mártires

La chica y el espejo (1)

114071575

Getty Images

Santi Casanova - publicado el 10/08/16

Había una vez una chica que nunca se había mirado en el espejo. En su casa, tales objetos no existían y cuando iba a casa de otras personas y se los encontraba en el ascensor o en el baño ajeno, ya procuraba no levantar la vista y girar la cabeza en cuanto podía.

Esta chica había llegado lejos en su trabajo. Desde pequeña había sido buena en los estudios y su disposición al trabajo era encomiable. No le fue difícil terminar el colegio con una buena nota media y acceder a la Universidad para sacarse brillantemente una carrera. Varias empresas le hicieron ofertas de trabajo sin tener el título todavía y ella fue de las privilegiadas que pudo elegir dónde y de qué trabajar.

En su barrio y en su familia todos la admiraban. Era la envidia de sus amigas. Alguna casada envidiaba su vida independiente que le permitía viajar y escalar profesionalmente sin oposición familiar. Alguna otra amiga, en el paro o con trabajos humildes, envidiaba su poder adquisitivo, su coche, la ropa que llevaba y la casa en la que vivía. Algunas, solteras y sin pareja, envidiaban su cuerpo bien curtido en el gimnasio, su cuidada piel, su cabello de peluquería y la atención que siempre despertaba en el sexo masculino.

Esta chica, en cambio, guardaba un secreto que la atormentaba cada noche cuando, en soledad y silencio, sin maquillajes ni prendas caras, se metía en la cama con un nudo en el estómago. Era su secreto mejor guardado, que guardaba en su corazón, y que removía sus entrañas día sí y día también. Cuando las entrañas le dolían y los pinchazos en el corazón eran especialmente virulentos, ella rezaba. Le pedía a Dios fuerza, fuerza para poder, para ser valiente y seguir luchando cada mañana para ser mejor…

Una mañana, en la oficina, esta chica salió muy estresada de una reunión en la que había gritado, despreciado y hundido a parte de sus empleados, a los que había tachado de ineptos, ineficaces, incultos e inútiles por no haber alcanzado los objetivos del trimestre exigidos. Presa de un ataque de pánico, con el corazón palpitando a gran velocidad y la sensación de muerte inminente, entró en el baño a refrescarse y a buscar oxígeno y sosiego. Tal era su turbación que olvidó por completo la existencia de un espejo con el que, sin querer, se topó de frente. Quedó paralizada y sin palabras. Nunca se había visto a sí misma. Nunca se había mirado a los ojos, cara a cara. Nunca se había enfrentado a la implacable respuesta de un espejo. Tan poco le gustó lo que vio que no pudo mover ni un músculo. Fue así como descubrió su mirada triste, bajo el maquillaje; su necesidad de cariño, bajo el escote insinuante; sus pasos vacilantes y faltos de autoestima, bajo una imagen segura y radiante; su soberbia ira, su encendida exigencia…

Y, sin más, se echó a llorar. (Continuará)

Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
JIM CAVIEZEL
J.P. Mauro
El impactante tributo de Jim Caviezel a la Virgen María
2
HERALDOS
I.Media
La Santa Sede intenta cerrar las escuelas de los Heraldos del Eva...
3
Ary Waldir Ramos Díaz
Papa Francisco: Puede que yo merezca insultos, pero la Iglesia no
4
Gelsomino del Guercio
Los asombrosos diálogos entre el diablo y un exorcista del Vatica...
5
DEVIL,THUMBS UP
Marcello Stanzione
Así avanza la propaganda satanista en internet
6
SINDONE 3D
Lucandrea Massaro
El Hombre de la Sindone, reconstruido en 3D: ¡Son verdad los Evan...
7
FATIMA
Marta León
Ingresa en el Carmelo a los 17 años: “Me lanzo a los brazos de Di...
Ver más