Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
sábado 10 abril |
San Miguel de los Santos

Esos días en los que todo se ve negro…

Santi Casanova - publicado el 25/01/18

Seguro que también te ha pasado. Es como si una densa niebla descendiera sobre ti y el sol se apagara por un tiempo. Si dejas a la cabeza correr, te vienen a la mente todas las cosas que no funcionan, que te decepcionan, que te duelen… de tu trabajo, de tu matrimonio, de tu familia, de tu entorno… Que si esto, que si lo otro, que si fíjate, que si… Te vas cargando de una negatividad tremenda y, a la vez, la niebla va entrando en el alma. La mirada se torna desafiante y sientes el peso de lo que no va, de lo que cambiarías, de lo que necesitas y nadie te da.

Luego viene otra fase. La de mirarte a ti mismo. Si tu autoestima es bajita, corres un grave peligro: la destrucción total. Te cargas de culpa. Todo lo anterior parece culpa tuya, porque no vales nada, porque no vales la pena, porque… Por si la herida no fuera profunda, ya estás tú para empeorarla. Y si tu autoestima está saneada, no hay destrucción total pero entras como en un espacio donde la gravedad deja de existir, como si realmente hubieras abandonado la seguridad de la atmósfera, como si tus pies hubieran abandonado el suelo y ya no tienes dónde agarrarte. Dudas por doquier. ¿Y si no valgo para esto? ¿Y si no se me da tan bien como pensaba? ¿Y si no sirve lo que propongo? ¿Y si no soy capaz de…? Lo que un día antes era fuente de seguridades, ahora mismo es fuente de turbulencias. Todo se mueve. Se abren los compartimentos del corazón y de la cabeza y caen sobre uno aquellas cosas que llevamos siempre a cuestas y en las que depositamos nuestra confianza.

¿Qué hacer cuando esto sucede? Pues no lo tengo muy claro. Cuando a mí me sucede, y ahora mismo estoy en ello, me cuesta salir. Mi vitalidad desaparece. Y mi entusiasmo. Y me metería en una habitación a escribir y no saldría en días. Me cuesta sobrellevarlo. Pero también es cierto que he ido aprendiendo con el tiempo algunas cosas que, al menos, me permiten no desesperar, que es lo peor.

  • Aceptar. Verbo difícil. Aceptar. Sí, señores. Aceptar. Aceptar que estas cosas suceden. Aceptar que la vida no es color de rosa y que a veces el sol se nubla. Aceptar que hay días mejores y peores. Aceptar que a veces me sostengo en situaciones, personas, sensaciones… y que mi sostén debe ser otro.
  • Acoger. Acoger es más que aceptar. Acoger, para mí, implica cierta ternura consciente… Acoger lo que me llega de fuera y acoger mis propios sentimientos y mis propias emociones. Aprender a abrazar lo que se mueve dentro aunque no me guste. No despreciar lo que me pasa.
  • Perseverar. No dejar de hacer. Ni de amar. Ni de intentarlo. No meterme en una habitación, ni dejar, ni abandonar, ni romper, ni separarme… No es el mejor momento para tomar decisiones de las que luego arrepentirse. Seguir humildemente. Seguir con la mirada triste. Seguir con la cabeza baja. Pero seguir.
  • Y, por último, confiar. Confiar en que la niebla se levante en poco tiempo. Confiar en que, aunque no se vea ni se sienta, el sol sigue ahí detrás. Creer. Aunque me tenga que obligar a ello. Aunque me sepa a jarabe de mal sabor. Pero confiar. Porque la niebla siempre se va. Y porque el camino nunca se hace solo. Nunca.

¿Facíl? De ninguna manera. Pero real.

Un abrazo fraterno – @scasanovam

Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
QUEEN ELIZABETH WEDDING
Adriana Bello
Las bodas de titanio de la reina Isabel II y el príncipe Felipe
2
EVALUNA MONTANER
Angeles Conde Mir
Evaluna Montaner trata “de explicar lo inexplicable” en su última...
3
Portaluz
Cuando la Virgen anunció un genocidio
4
SZCZEPIONKA NA KORONAWIRUSA
Kathleen M. Berchelmann
Lo que los católicos necesitan saber sobre las vacunas
5
Attentat Indonésie
Agnès Pinard Legry
Este héroe evitó una masacre en la catedral esta Semana Santa
6
Archbishop Georg Gänswein
I.Media
Gänswein: Benedicto XVI esperaba vivir solo unos meses después de...
7
SAINT JOSEPH
Philip Kosloski
Esta antigua oración a san José es “conocida por no fallar nunca”
Ver más