Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
miércoles 21 abril |
San Anselmo de Canterbury

Escuelas y familias. Seamos valientes. Es la hora.

Santi Casanova - publicado el 06/11/16

No están las cosas para bromas entre familias y escuelas con el manoseado tema de los deberes por el medio. Sinceramente, creo que ha sido una gota poco importante pero que ha puesto de manifiesto lo lleno de un vaso que no hemos sabido mantener en niveles óptimos de plenitud.

Hace tiempo que detecto gran desconfianza entre familias y escuelas. Hablamos los unos de los otros con ligereza, con imprudencia, desde lejos, como si nos conociéramos. Nuestro pecado ha sido enemistarnos, distanciarnos, mirarnos con recelo y dejar que la herida, la brecha, se fuera haciendo grande sin que nadie quisiera o supiera poner la venda y empezar a curar. Y no puede ser. No puede ser.

Soy de los utópicos que todavía piensan que es posible crear una escuela donde familias y profesores, donde padres y madres y directores, coordinadores, docentes… trabajen juntos de verdad. No sólo se necesita más y mejor comunicación sino una comunión que, a día de hoy, brilla por su ausencia en la mayoría de los casos. Hemos pensado que vernos era suficiente, que entrevistarnos una vez al trimestre era diferente, que comunicarnos a base de circulares, agendas, plataformas digitales… era suficiente. Hemos pensado que cada uno debe estar en su sitio sin descubrir que hay sitios donde podemos estar ambos. Nos tenemos miedo y, a veces, desprecio. Funcionamos con el freno de mano puesto y cuando nos encontramos… cruzamos de acera para no decirnos a la cara lo que luego soltamos en grupos de whatsapp o en claustros. Hemos hecho lo más deleznable que se puede hacer en el ámbito educativo: etiquetarnos. Sí, todos somos culpables.

Urge abrir puertas. Urge convocarnos mutuamente. Urge que nos contemos quiénes somos, lo que nos pasa, lo que sentimos, lo que necesitamos, lo que soñamos, nuestras dificultades y nuestras oportunidades. Urge poner al niño, a la niña, al joven, en el centro. Urge dejarle hablar también a él. Urge dejarnos pasar a esos lugares vetados hasta hoy. Urge saber estar, establecer límites nuevos y romper barreras antiguas. Urge crear un clima nuevo donde alguien comience por poner cinco panes y dos peces para que el milagro pueda tener lugar. Urge dialogar. Urge afrontar sin miedo nuestras discrepancias. Urge formarnos en común sobre tantas cosas y planificar algunas otras juntos. Urge renovar estructuras o, simplemente, ponerlas a funcionar como se merecen.

Nuestra relación se basa, como todas las relaciones sanas y fructíferas, en la confianza, la sinceridad, la lealtad y, por qué no, en el respeto y el amor mutuo. Hagamos el esfuerzo. No es fácil. ¿Pero qué les enseñamos a nuestros hijos? ¿Qué les enseñamos a nuestros alumnos? ¿A abandonarse a lo fácil o a luchar por aquello que vale la pena? ¿Les enseñamos a romper, a girarse, a dar la espalda, a ponerse en huelga cada vez que algo no cuadra con sus ideas, sus criterios, sus creencias…? ¿O les enseñamos a mirarse, a hablarse, a acogerse, a respetarse, a ver lo bueno del otro, a aprender del otro, a trabajar en equipo?

¿Los deberes? Ese no es el problema. Y todos lo sabemos. Así que no seamos cobardes y cojamos al toro por los cuernos. Se nos va casi todo en juego.

Un abrazo fraterno – @scasanovam

Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
DIOS ASI LO QUISO
Adriana Bello
Juan Luis Guerra y Ricardo Montaner le cantan al amor eterno
2
PADRE PIO
Philip Kosloski
Cuando Padre Pío rezaba por alguien, decía esta poderosa oración
3
Salvador Aragonés
La gran preocupación del Papa (y de la que no hablan los medios)
4
ROBERTA MASCENA
Redacción de Aleteia
Se gradúa con el uniforme de limpiadora de su madre
5
Amii Stewart
Silvia Lucchetti
Amii Stewart: Un día la estatua de la Virgen me habló
6
Juan Daniel Escobar Soriano
¿Por qué un católico no puede pertenecer a la masonería?
7
SAINT JOSEPH
Philip Kosloski
Esta antigua oración a san José es “conocida por no fallar nunca”
Ver más