Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
viernes 16 abril |
Santa Bernardita Soubirous

El perdón en un matrimonio

Santi Casanova - publicado el 04/01/17

Algo importantísimo en un matrimonio, que en el fondo demuestra la hondura del amor en la pareja, es la capacidad para perdonarse el uno al otro. No creo decir nada extraño al afirmar que es más fácil hacer daño a aquellos con los que convivimos día a día y con quiénes tenemos confianza plena, que a aquellos que comparten nuestra vida en ambientes más periféricos (el trabajo, el vecindario, el gimnasio, el colegio de mis hijos…). Al menos a mí me pasa. En casa, muchas veces, me descubro menos paciente, más exigente, más susceptible, etc. que en otros entornos.

Este 2017 que comienza, será para mi mujer y para mí el momento de celebrar nuestro 15º aniversario de boda. Quince años juntos son ya una buena renta de vida en común y, como es normal, durante esta etapa han sucedido muchas de las cosas más importantes de mi existencia: el matrimonio, la llegada de los hijos, logros laborales, viajes, proyectos comunes, vida comunitaria y de fe, opciones de vida, cambio de ciudad… Y todo esto, que seguramente Facebook o Instagram resumirían en unas cuantas fotos de nuestros mejores momentos, no ha estado exento de dificultades entre nosotros.

Aceptar que no somos perfectos y que, tantas veces, hacemos daños a nuestras parejas o a nuestros hijos, es algo que hay que asumir en la vida de casados. A mí me encantaría que mi mujer viera en mí colmadas todas sus aspiraciones de compañero de vida perfecto. Seguramente podría ser más guapo, podría cuidarme más, podría vestir más como a ella le gusta, afeitarme más a menudo, ser un amante más tierno y cariñoso, podría no querer controlarlo todo, ni ser tan soberbio en casa… Lamentablemente he ido aceptando que no soy así, que no soy su sueño hecho realidad, y que, a pesar de eso, soy el hombre de su vida, el único al que quiere, el mejor padre para sus hijos. Me ha costado, y me sigue costando a veces, aceptarlo. Supongo que lo mismo le sucederá a ella.

La experiencia de perdonar y ser perdonado construye un edificio matrimonial tremendamente robusto porque sus cimientos no están anclados en sueños ni en aspiraciones ni en deseos, sino en un amor real. No es amor si no es real. Y esa realidad debe ser abrazada, o al menos redimida, día tras día. No es mirar a otro lado. No es callar y tragar. No es pasar por alto. Es, sencillamente, perdonar y seguir, perdonar y seguir, y, entre medias, amar y cantar y bailar y reír y viajar y criar y trabajar y hacer el amor y rezar y celebrar y compartir y dar…

Quién no acepte esto, es mejor que no se case. Quien no esté dispuesto a perdonar setenta veces siete, es que tal vez no ame lo suficiente.

Un abrazo fraterno – @scasanovam

Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
RIVELAZIONE
Maria Paola Daud
La Virgen que se apareció en Roma, revelándose a un adventista
2
PADRE PIO
Philip Kosloski
Cuando Padre Pío rezaba por alguien, decía esta poderosa oración
3
Miriam Díez Bosch
¿Un santo en el Titanic?
4
SANDOKAN
Inma Álvarez
La verdadera historia de Sandokán: era español y obispo
5
MARIA DEL VALLE
Esteban Pittaro
Conmoción en Argentina por una joven que falleció tras un aborto ...
6
PADRE CEPEDA
Cecilia Zinicola
El beso de Jesús, la historia de un párroco bendecido con un pequ...
7
SAINT JOSEPH
Philip Kosloski
Esta antigua oración a san José es “conocida por no fallar nunca”
Ver más