Aleteia

¿Dios me quiere cansado?

Comparte
– ¿Dios me quiere cansado?
– No creo que sea uno de sus propósitos…
– ¿Entonces?
– Dios, simplemente, te quiere…
– ¿Por qué acabo tan agotado cuando intento servirle?
– Porque como tú sabes y sientes, al haberte encontrado con Él, que te ama con locura, intentas corresponderle… ¿De qué manera? Amando a tus hermanos… Y hay tanto que amar… ¡Y a tantos! Amar es darlo todo. Todo es todo.
– Hay personas que dicen que me tengo que cuidar…
– Y tienen razón. Seguir a Dios cansa y descansa a la vez. Si no llegas a la segunda parte, es que te falta lo mejor del camino. ¿No te acuerdas de la cantidad de momentos en los que Jesús se retiraba, solo, a rezar? ¿No te acuerdas de Marta, María y Lázaro, los hermanos de Betania, amigos con los que Jesús buscaba también descanso?
– No es fácil…
– Claro que no. Pero es lo que hay. Hay que darlo todo. Y hay que rezar y dormir y reír y disfrutar y compartir con amigos…

No creo ser el único que acabe sus semanas agotado. Es más, conozco a unos cuantos, muchos. Hombres y mujeres que dan su vida por el Reino. Sacerdotes, párrocos, delegados, vicarios, religiosos, religiosas, padres, madres, catequistas, profesores, solteros, casados, albañiles, directivas, políticas… Personas que, lejos de disponer de una agenda “free”, suelen manejar una agenda “full”. Y lejos de quitarse cosas de encima y de terminar con compromisos adquiridos, aceptan nuevas misiones, retos, lugares, tareas…

A veces pienso que tanto cansancio, tanta prisa, tanto estrés no es bueno. Otras veces lo percibo como inevitable. Luego, cuando me siento y trato de poner todo delante de Dios, creo escuchar un susurro al oído que dice algo así como “cansancio sí, estrés no”.  Y también algo así como “disfrutar de tu familia, sin más, también es construir Reino; leer un libro pausadamente una tarde de sábado, también es construir Reino; reír con amigos una tarde de cine, también es construir Reino; escuchar al silencio y rezar un Ave María… también es construir Reino… y dormir bien y estar sano, es imprescindible para seguir construyendo Reino…»

¿Dios me quiere cansado? Dios me quiere y yo le quiero a Él. Cansémonos y descansemos en este Amor.

Un abrazo fraterno – @scasanovam

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Top 10 Santi Casanova
  1. Más leido
    |
    Más popular
Ver más