Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
viernes 16 abril |
San Damián de Molokai

Atravesando la aridez de un desierto

Santi Casanova - publicado el 08/11/16

Estoy intentando buscar un tema atractivo sobre el que escribir hoy y me doy cuenta de que, aunque esté horas con el teclado delante y pensando, no voy a conseguir encontrar nada que me satisfaga. Hoy es uno de esos días en que uno quiere y no puede.

Esta experiencia de querer y no poder es algo frecuente en mi vida. A veces es problema de voluntad, es verdad, y me quejo por no conseguir algo a lo que, si soy sincero, no he dedicado ni un ápice de esfuerzo. Pero otras veces es, sencillamente, un problema de aridez. Cuando no hay, no hay. Y claro, el paisaje árido no nos gusta. Somos de mar, sol, montañas, bosques frondosos, fauna y flora por doquier, noches estrelladas y verdes campiñas. Al menos yo soy así. Lo árido como que me desagrada y me incomoda. ¡Y más a mí! ¡Un hombre creativo, apasionado, vital y enérgico como yo… no puede conocer la aridez! Es una losa que me impongo a mí mismo. Pesada losa a veces… La realidad se impone y tengo que saber transitar también por estos paisajes sin grandes distracciones, sin adornos, sin romanticismo, solitarios, secos, sosos…

La experiencia de la aridez no es algo que sucede solamente en el ámbito de la creatividad. Sucede en el ámbito espiritual y también en el ámbito relacional. Supongo que no soy el único que, alguna vez, queriendo rezar, no pudo más que guardar silencio intentando contener la mente para que no se dispersara y sin ser capaz de interiorizar, ponerse delante del Señor activamente, hablar con Él, etc. Espero no ser el único tampoco que, en su matrimonio, o en la relación con algún buen amigo, ha sentido que algunas cosas se enfriaban, que las luces y los fuegos artificiales de antaño, habían dejado paso a una etapa silenciosa, sobria… Desiertos cotidianos por los que nos toca transitar y en los que uno no debe quedarse parado, preso del pánico, el desencanto o la desilusión. Más bien al contrario: como decía El Principito, todo desierto esconde un pozo. Sólo se trata de encontrarlo.

A mí los desiertos me recuerdan que también soy limitado y me ayudan a crecer en humildad. A veces no hay de donde sacar y ya está. A veces me seco, como cualquiera. A veces no sé qué hacer. A veces no sé por dónde tirar. A veces no sé ni siquiera muy bien dónde estoy. Esa experiencia me ayuda a saber que más allá de mí hay Otro que me lleva, me rescata, me sostiene también entre esta fina arena. Y a Él, a ese Otro, me encomiendo cuando no tengo nada mejor que ofrecer. Es Él quién se ha ofrecido y con eso basta.

Un abrazo fraterno – @scasanovam

Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
RIVELAZIONE
Maria Paola Daud
La Virgen que se apareció en Roma, revelándose a un adventista
2
PADRE PIO
Philip Kosloski
Cuando Padre Pío rezaba por alguien, decía esta poderosa oración
3
Dicas de amor
Una hermana es más que una amiga, es la mitad de nuestro corazón
4
SANDOKAN
Inma Álvarez
La verdadera historia de Sandokán: era español y obispo
5
Miriam Díez Bosch
¿Un santo en el Titanic?
6
MIRACLE
Maria Paola Daud
Mateo se perdió en el mar… ¡y apareció en brazos de papá!
7
MARIA DEL VALLE
Esteban Pittaro
Conmoción en Argentina por una joven que falleció tras un aborto ...
Ver más