Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
jueves 22 abril |
San Anselmo de Canterbury

Amigos que no creen, luz de Cristo

Santi Casanova - publicado el 09/02/16

Estos pasados días tuve una actividad incesante en mis perfiles de las redes sociales, sobre todo en facebook. Con todo esto de las posibilidades de gobierno en España, de las propuestas de los diferentes candidatos, de las maneras y estilos de la nueva y la vieja política, de los retos de futuro a los que se enfrenta el país… Gracias a Dios, tengo relación con muchos amigos y amigas que no comparten mi fe, que no son creyentes; algunos beligerantes con la Iglesia Católica, otros simplemente pasan…  Nuestra amistad y relación se sustenta en el cariño de muchos años, en el valorarnos y conocernos y también en el escucharnos y respetarnos. Digo gracias a Dios porque sus intervenciones me sirven para cuestionarme y, sobre todo, para intentar entender cómo recibe y percibe mis opiniones alguien que cree y piensa muy diferente a mí.

Generalmente hay una crítica que se repite: lo que se percibe de muchos de nosotros, de la Iglesia, es que nos preocupamos mucho más de lo doctrinal y moral que de la justicia social, que seguimos acusando, juzgando y dilapidando puentes con aquellos que viven una vida alejada de nuestros valores. Yo creo que hay parte de verdad y de parte de injusto en esa crítica pero, finalmente, creo que debe servirnos para darle una vuelta e intentar ver si se puede darle la vuelta. Y aquí también entra la manera en la que usamos nuestras redes y los mensajes que vertimos en ellas la mayoría de las veces.

¿Es importante la doctrina y la moral? Por supuesto, no voy a ser yo quien diga que no. Pero ¿no es también cierto que, como dijo el Papa, la misericordia va antes? ¡Señores! ¡Despertemos! Europa está en crisis. Claro que está en crisis. Claro que se ha olvidado de los valores cristianos y de sus raíces. Claro que no todo ha sido bueno, ni cristiano ni santo en estos siglos pasados de extendida y asentada cristiandad. Y claro que no vamos a volver a ellos a golpe de Catecismo. Los santos más reconocidos por aquellos que nos miran desde el edificio de enfrente son aquellos que se han embarrado, comprometido y extenuado con los parias de la tierra, con los más pobres de los pobres. Teresa de Calcuta, Monseñor Romero y otros tantos, son referentes para TODOS, compartidos y aceptados. Igual lo está siendo el Papa Francisco, porque se percibe FÁCILMENTE que el Evangelio tiene una concreción material con aquellos que más sufren y porque eso requiere de decisiones y no sólo de deseos. ¿Son los otros santos peores? ¡No! ¿Innecesarios? ¡No! ¿Es que la Iglesia no lo está haciendo ya? ¡Sí! ¿Se percibe eso con claridad? Ummmm, tengo mis dudas.

Europa está en crisis, pero no el Evangelio. La Iglesia está en crisis en Europa, pero no en el Evangelio. Porque incluso en aquellos que se dicen ateos, indiferentes, alejados… vive la semilla de Cristo. La vemos en su compromiso ejemplar, en su vinculación con asociaciones y entidades solidarias en pro de la justicia y la igualdad, en el bien que intentan tejer en sus despachos, hospitales, escuelas, tiendas, negocios, etc. El Evangelio está vivo y debemos ser capaces de reconocerlo en el otro y de hacernos fuertes para crecer desde ahí, juntos. ¿por qué no? No limitemos la acción de Cristo a nuestras iglesias, liturgias, creencias, partidos políticos, instituciones… Vayamos más allá. Salgamos a buscarlo y ayudemos a los demás a reconocerlo: «Amigo, amiga… esto es Cristo, ¿no lo sabías? ¿Nadie te lo había dicho? Pues sí, es Cristo».

Jesucristo levantó pocas veces el dedo acusador y, generalmente, fue dirigido a la clase religiosa y poderosa de la época. Por colar mosquitos y tragarse camellos, por ser tumbas blanqueadas, por cargar de peso las espaldas de hombres y mujeres asfixiados por la Ley… Vayamos a los pozos, a los caminos, a la montaña, a las tumbas, con los ciegos, los cojos, los enfermos, los muertos, las prostitutas, los presos. ¡Vayamos!

Un abrazo fraterno – @scasanovam

Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
ROBERTA MASCENA
Redacción de Aleteia
Se gradúa con el uniforme de limpiadora de su madre
2
Juan Daniel Escobar Soriano
¿Por qué un católico no puede pertenecer a la masonería?
3
PADRE PIO
Philip Kosloski
Cuando Padre Pío rezaba por alguien, decía esta poderosa oración
4
Salvador Aragonés
La gran preocupación del Papa (y de la que no hablan los medios)
5
Claudio de Castro
Un alma desde el Purgatorio clama: “¡Ayúdame!”
6
SAINT JOSEPH
Philip Kosloski
Esta antigua oración a san José es “conocida por no fallar nunca”
7
DIOS ASI LO QUISO
Adriana Bello
Juan Luis Guerra y Ricardo Montaner le cantan al amor eterno
Ver más