Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
sábado 05 diciembre |
San Sabas de Capadocia

Estado en llamas

© Todd Mecklem

Jaime Septién - publicado el 16/02/16

El Papa Francisco fue a Morelia por dos razones. Quizá por más, pero yo solamente quiero remarcar dos: por su necesidad de encontrar a las víctimas de la violencia en México y por el testimonio valiente de los obispos y sacerdotes que han enfrentado al crimen en el Estado de Michoacán, en especial el que fuera obispo de Apatzingán, monseñor Miguel Ángel Patiño, retirado en 2014, y el arzobispo de Morelia, cardenal Alberto Suárez Inda.

Michoacán es la muestra perfecta de un Estado riquísimo que se vino abajo por la corrupción y la violencia. Una metáfora de México: gran potencial, un pasado religioso extraordinario (Vasco de Quiroga fue el primer obispo de Michoacán y el gran civilizador de la región) y un presente roto, triste, empobrecido por el narcotráfico, el secuestro, la extorsión y la inoperancia política.

En México, 74 por ciento de sus habitantes dicen que el crimen es el mayor problema al que enfrentan, seguido por un 72 por ciento que se decanta por la corrupción de los líderes políticos y 71 por ciento por los cárteles de la droga y la violencia que la pelea por las plazas y el trasiego de la misma generan.

Todo eso se da en Michoacán. Al grado tal que gran cantidad de analistas políticos del país han calificado al Estado de Michoacán como un Estado fallido. Y no solo los analistas, el propio obispo de Apatzingán, situado en la región llamada “Tierra Caliente”, publicó, en octubre de 2013, una carta abierta a la opinión pública en la que decía:

El Estado de Michoacán tiene todas las características de un Estado Fallido. Los grupos criminales: Familia Michoacana, Zetas, Nueva Generación y Caballeros Templarios, principalmente, se lo disputan como si fuera un botín. La Costa: para la entrada de la droga y los insumos para la producción de las drogas sintéticas; la Sierra Madre del Sur y la zona aguacatera: para el cultivo de mariguana y amapola, el establecimiento de laboratorios para la producción de drogas sintéticas y refugio de los grupos criminales. Las ciudades más importantes y todo el Estado: para el trasiego y comercio de la droga, “venta de seguridad” (cuotas), secuestros, robos y toda clase de extorsión.

Las cosas, por desgracia, no han cambiado mucho en estos dos años y medio desde que monseñor Patiño hizo pública la denuncia. Él se preguntaba hasta cuándo Michoacán tendría que seguir soportando esta situación. Hoy, el Papa Francisco ha querido enfrentarla, junto con su buen amigo el cardenal Suárez Inda (a quien nombró cardenal cuando ya preparaba su renuncia canónica por límite de edad). Echarle la mano a la gente. Darle ánimo. Mostrarle el camino que es la Misericordia. Otra cosa será que le entiendan. Le hagan caso. Y políticos, sociedad civil, académicos y empresarios, junto con la Iglesia católica, reconstruyan las tierras de “Tata” Vasco.

Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia hoy se publica diariamente en ocho idiomas: francés, inglés, árabe, italiano, español, portugués, polaco y esloveno.
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
FATHER JOHN FIELDS
John Burger
Muere el sacerdote voluntario para el ensayo ...
HUG
Dolors Massot
El médico que abrazó al enfermo de coronaviru...
MARIA DEL MAR
Rodrigo Houdin
Fue abandonada en un basural, pero buscó a su...
PADRE CEPEDA
Cecilia Zinicola
El beso de Jesús, la historia de un párroco b...
HOMELESS
Javier González García
La historia de Marina: De vivir en la calle a...
EMANUELLE CUETO RAMOS
Jesús V. Picón
Sacerdote con cáncer terminal: Pierde los ojo...
Ver más