Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
lunes 19 abril |
San León IX

Trabajo para «el subidón»

Amparo Latre Gorbe - publicado el 14/11/17

En la familia, como en la vida, hay días y días. Y no siempre existe una razón clara que nos ayuda a saber cuál ha sido el motor de un día estupendo, o dónde empezó a torcerse una tarde.

Desentrañar este tipo de interrogantes es el «quid» de la cuestión en materia de convivencia. Aunque me da en la nariz, que podemos esperar sentados.
En las familias numerosas entran tantos factores en juego…
Hay días que siento que mis chicos no me admiten «un pero»; otros, sin embargo marco un ritmo exigente y ni me tosen.
Eso ha pasado este fin de semana. En casa ha habido mucha organización, buen ritmo de trabajo y «subidón» al ver que el esfuerzo suele tener resultados. A menudo olvidamos que para mejorar la autoestima, nada como comprobar que somos capaces de dar más de sí que lo que venimos dando.
Nuestra benjamina se ha pasado el fin de semana abstraída haciendo manualidades en la mesa de la cocina, mientras yo intentaba que los mayores avanzaran preparando trabajos y exámenes. Media docena de bolas de plastilina o las acuarelas son mi mejor estrategia con «la peque» cuando he de volcarme en algo que requiere concentración.
Viéndo esforzarse a los mayores y observando sus reacciones he pensado mucho en si no nos estaremos equivocando cuando nos obsesionamos con esa cantidad de cosas que supuestamente no podemos hacer para no dañar la «intocable» autoestima, cuando lo que verdaderamente hace sentirse bien consigo mismo a un niño es descubrir que es capaz de lograr aquello que se ha propuesto. Ya sea una raíz cuadrada, un trabajo de lengua o hacer el pino puente, aunque tengamos que hacer varias intentonas para conseguir nuestro objetivo. Comprobar que las repeticiones sirven para algo es lo que con el tiempo hará que nuestros chicos no sean precisamente de plastilina, sino fuertes a base de trabajar la voluntad. Querer no es poder, pero entrenar «el músculo en el cerebro», como les digo yo, es un buen punto de partida para intentar alcanzar las metas que nos marcamos.
Ha sido un gusto verles con tan buena actitud. Ojalá la satisfacción personal sea lo que les lleve a convertir el trabajo bien hecho en una rutina. @amparolatre
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
JORDAN PETERSON
Benito Rodríguez
El encuentro con Dios de un psicólogo best-seller
2
SANTI MARATEA
Esteban Pittaro
Rafael Maratea: De la tragedia del aborto al máximo orgullo por e...
3
Redacción de Aleteia
El cuerpo intacto de Santa Bernardita: Lo que dijeron los médicos...
4
PADRE PIO
Philip Kosloski
Cuando Padre Pío rezaba por alguien, decía esta poderosa oración
5
Kathleen Hattrup
El hombre que besó la frente del Papa dice que la Virgen lo curó ...
6
Salvador Aragonés
La gran preocupación del Papa (y de la que no hablan los medios)
7
SAINT JOSEPH
Philip Kosloski
Esta antigua oración a san José es “conocida por no fallar nunca”
Ver más