Aleteia

Te pedimos también por ellos

CP
Comparte
Anoche llegamos a casa de los abuelos a pasar la Semana Santa con la familia. Son días de encuentro, de mucho ajetreo, de algo de descanso y para los niños, sobre todo de romper con la rutina y de vivir experiencias nuevas.

Llegamos después de un viaje largo en el que el sueño de unos y otros lo iban interrumpiendo cada hora los boletines horarios. Puntualmente quitábamos la música y escuchábamos la radio para saber la última hora que llegaba de Bruselas. Y claro, con este tema entre las manos, la conversación estaba servida. Que quiénes son, que si tengo miedo, que si yo no, que si se pueden evitar cosas así, que si hay religiones buenas y otras malas, que si yo si me amenazan me cambiaría de religión, que qué es el martirio… mucha tela para un viaje.

siria atentado

Para rematar el debate, al sentarnos en la mesa el abuelo terminó la bendición pidiendo por las víctimas, por sus familias y por la conversión de quienes hacían el mal. ¿Os imagináis el cruce de miradas de los niños?

No había nada que explicar porque en casa en el último atentado también pedimos por ellos y hace un mes por los que me habían robado el móvil en el autobús. Ángel e Irene saben el porqué de una petición así, pero no la comparten. Yo en silencio pido también para que la semilla de la paz crezca en su interior y pronto sean ellos los que de manera espontánea hagan estas peticiones.

Ayer Irene (9 años) tenía miedo, pero no por ello hemos dejado de hablar del tema con ella. Hemos intentado que no vea imágenes duras en la televisión, pero sí le hemos explicado lo importante que es respetar a quienes piensan de otro modo o tienen otras costumbres. Soy consciente de que su inseguridad crece cuando le digo que es difícil anticiparse a la irracionalidad de quienes están detrás de atentados así y que no todo podemos controlarlo. Pero mantenerla al margen de lo que sucede a su alrededor no creo que la convierta en una niña más segura.

Irene quiere ser maestra, así que cuando le digo que una de las formas de combatir el terrorismo es la educación se le iluminan los ojos. Otro motivo más para ver clara su vocación. «Tenemos una misión», que dirían los Little Einstein.

A Ángel (11 años) aparentemente le afecta menos la tragedia, no sé muy bien por qué y le interesan más otro tipo de detalles. Cómo se producen las detenciones, cómo son los terroristas, qué se sabe de ellos…

Comentar en casa este tipo de noticias me resulta complicado porque no siempre tengo explicaciones a sus preguntas. Lo que está claro es que los niños saben perfectamente qué consecuencias tiene a nivel familiar la falta de respeto y cómo se deteriora la convivencia en casa cuando no razonamos, intentamos imponer las cosas a la fuerza o no somos capaces de ceder.

Como padres tenemos mucho que trabajar y que mostrar en esta línea. El Año de la Misericordia nos ofrece además una oportunidad estupenda para profundizar en el valor del perdón, también desde la familia. @amparolatre

 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Top 10 Amparo Latre Gorbe
  1. Más leido
    |
    Más popular
Ver más