Aleteia

Smartphone por Navidad

© alphaspirit/SHUTTERS TOCK
Comparte
Si tienes hijos de más de diez años, seguro que ya has tenido esta conversación, bien con tu pareja, bien con otros familiares o amigos, que con ocasión de la Navidad, un cumpleaños o incluso de la Primera Comunión proponen regalar el primer móvil.

Lo deseable es tener las ideas claras, de lo contrario los demás tomarán la decisión por nosotros. Pero es cierto, que no siempre es fácil tener un criterio firme respecto a todo lo relacionado con la educación de los hijos.

mujer y smartphone
© alphaspirit/SHUTTERS TOCK

Por si te sirve te diré que en nuestro caso tenemos varias «ideas guía»:

  • Nos da lo mismo lo que hagan los demás. O lo que es lo mismo. No queremos dejamos presionar por lo que haga la mayoría.
  • Cuando sale el tema o alguno de nuestros hijos nos lo propone la contestación es: «¿para qué lo necesitas?».
  • La madurez del niño y su capacidad de auto control son un buen indicativo de si podemos darle tal responsabilidad.

Y mientras llega el momento de ese primer móvil, mi marido y yo vamos madurando cuáles queremos que sean las condiciones de uso:

  • Ni todos los días, ni a todas horas.
  • Hasta cierta edad podremos ver los mensajes y supervisar todo lo que haga con él. Básicamente porque seremos nosotros quienes tengamos que asumir las consecuencias legales de sus actos, si llegara el caso. No podemos no saber qué dice y qué hace nuestro hijo con su móvil.

Las posibilidades de un móvil son tales que es absurdo obsesionarse con el control sobre lo que nuestros hijos hacen con él. En el momento que les demos un móvil perderemos el control sobre ellos. Por eso, debemos poner el acento en la formación sobre cuáles son los riesgos, qué actitudes pueden ayudarles a prevenir los problemas (proteger la intimidad, no compartirlo todo, control en el contenido y tono de mensajes, ser moderado en el tiempo de uso…) y en generar confianza para poder hablar de todo ello juntos (también nosotros tenemos experiencias de meteduras de patas y de situaciones desagradables).

Sin embargo, hay medidas recomendables mientras son pequeños, tanto en sus móviles si decidimos comprárselo como en el nuestro si lo utilizan de vez en cuando:

  • Instalar el control parental de Google.
  • Existen aplicaciones creadas específicamente para controlar el acceso de menores a determinados contenidos. Puedes descargártelas gratuitamente desde Google Play Store.
  • Existen smartphones que incorporan un sensor de huella dactilar con la que se puede restringir el acceso a determinadas aplicaciones.

Pero como en tantas cuestiones relacionadas con la educación de los hijos, nada como el testimonio de control y medida por parte de los padres, para que los hijos tengan un buen uso de los móviles. Y lamentablemente son muchas las cosas que los adultos debemos revisar en este sentido. En casa no solemos tener el móvil en la mesa mientras comemos, pero a menudo contestamos mensajes cuando vamos en el autobús o por la calle con ellos. Por no hablar de los momentos en los que estamos viendo algo juntos en la televisión y tanto mi marido como yo contestamos mensajes. Si no queremos que nuestro hijo se aísle cuando le demos su primer móvil ya podemos ir cambiando nosotros primero.

Yo acepto el reto. Encantada de desaprender aquello que no sea saludable, para volver a aprender después. Y si es de la mano de mis hijos, mejor que mejor. Vamos allá. @amparolatre

 

 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Top 10 Amparo Latre Gorbe
  1. Más leido
    |
    Más popular
Ver más