Aleteia

Nos marcamos un tanto

Comparte
No es fácil sorprender a un adolescente con un regalo sencillo. Sin embargo, qué orgullosa se siente una como madre cuando logra hacerlo con algo tan poco popular como un libro.

Hace unos días Ángel celebraba su santo y su padre y yo apostamos por un libro. Somos tozudos en eso, lo reconozco. Pero cada uno por nuestra cuenta le habíamos echado el ojo a uno y decidimos arriesgarnos.

No es nada del otro mundo, pero es un libro bonito, que con un diseño atractivo recoge nociones básicas de algo que a nuestros chicos les interesa mucho, como es la fotografía.
Me subo por las paredes cada vez que veo a mis hijos «empantallados». No lo puedo evitar. Y sin embargo, qué gusto cuando a las pocas horas de darle su regalo, me encontré a Ángel «tirado» en su cama mirando su regalo.
Hoy a media tarde he vuelto a ver el libro abierto en medio de su mesa.
Creo que su padre y yo podemos marcarnos un tanto.
Mis hijos me ven como una madre «obsesionada» por la lectura. Pero me parece tan importante que descubran el gusto por las letras…
Y hay momentos en su vida en los que resulta tan complicado contagiarles una afición que a mí me aporta tanto…
En casa las chicas son lectoras, pero a mi «adolescente favorito» le cuesta un poco más entregarse a una historia. Sin embargo sé que con la curiosidad y la sensibilidad innata que tiene acabará devorando lo que caiga entre sus manos. Lo sé. Intuición de madre. Tiempo al tiempo. @amparolatre
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Top 10 Amparo Latre Gorbe
  1. Más leido
    |
    Más popular
Ver más