Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
viernes 04 diciembre |
San Juan Damasceno

Niñosfobia

Amparo Latre Gorbe - publicado el 14/10/16

Primero fueron los restaurantes y los hoteles sin niños, después las bodas . Y ahora la «niñosfobia» como tendencia.

Me consuela, por empezar buscando consuelo, pensar en la cantidad de modas ridículas, absurdas o feas que ha habido y que después de los años nadie recuerda. Pero me sorprende la rapidez con la que se está normalizando la tolerancia a estos «espacios libres de niños».

Como se trata de lugares privados y de fiestas particulares se supone que los dueños están en su derecho de restringir el acceso a quienes ellos quieran, pero claro, el éxito cada vez mayor de esta moda, debe hacernos pensar. No todo aquello que podemos hacer es igual de respetable, por muy en «su derecho» que estén algunos de hacerlo. No todo humaniza, ni todo contribuye de igual manera en la construcción de una sociedad mejor.

familia feliz

Porque una cosa es que no todos los planes son idóneos para niños o que haya ocasiones en que los adultos necesitemos o tengamos que estar a solas y otra bien distinta es la tendencia a excluirlos de espacios y momentos en los que siempre han estado.

Los niños son ruido, gritos, lloros, juego, imprudencia; pero también espontaneidad, sinceridad, creatividad, ternura. ¿Es eso lo que queremos quitarnos de encima en momentos como una boda, por ejemplo?

Los padres debemos pensar bien en qué momento podemos llevar a nuestro hijo a un concierto de música clásica, pero ¿por qué no va a poder estar en un restaurante o un hotel? A mí personalmente me han molestado más los adultos que llegan ebrios a media noche que los bebés.

Mi marido y yo hemos ido con ellos a todas partes, aunque ha habido planes que a determinadas edades hemos descartado. Hemos hecho el Camino de Santiago con carrito, hemos visitado museos y asistido a conciertos (no a todo tipo de conciertos) con ellos. He grabado programas de radio con uno de mis hijos a un lado y he participado en una mesa redonda con mi hija Sara sentada a mis pies comiendo migas de pan y trozos de «fuet». Y todo ello sin perder la paz en la mayoría de las ocasiones (he de confesar que en alguna sí la perdí). Creo que el reto está en adaptar levemente los planes, en lugar de excluir a nadie. En la mayoría de los casos es posible.

Cada vez tenemos más capacidad de control y organización de nuestro día a día. Sin embargo, cometemos el error de pensar que del mismo modo que calculamos a través del navegador del coche a qué hora vamos a llegar a nuestro destino, podemos controlar todos los aspectos de la vida y claro, si hay algo que implica descontrol e improvisación esos son los niños, que precisamente por ello, nos recuerdan en qué consiste la vida. @amparolatre

Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia hoy se publica diariamente en ocho idiomas: francés, inglés, árabe, italiano, español, portugués, polaco y esloveno.
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
FATHER JOHN FIELDS
John Burger
Muere el sacerdote voluntario para el ensayo ...
HUG
Dolors Massot
El médico que abrazó al enfermo de coronaviru...
MARIA DEL MAR
Rodrigo Houdin
Fue abandonada en un basural, pero buscó a su...
HOMELESS
Javier González García
La historia de Marina: De vivir en la calle a...
PADRE CEPEDA
Cecilia Zinicola
El beso de Jesús, la historia de un párroco b...
EMANUELLE CUETO RAMOS
Jesús V. Picón
Sacerdote con cáncer terminal: Pierde los ojo...
Ver más