Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
sábado 28 noviembre |
Santa Catalina Labouré

Navidad con ausencias

Amparo Latre Gorbe - publicado el 16/12/18

De la Navidad me gusta todo. Empezando por lo que celebramos, siguiendo por la estética de estos días llenos de encuentros y terminando por las sorpresas y los regalos, que a cualquier edad hacen ilusión.

Las luces, la música… todo parece llevarte a la alegría y cuando esto sucede con cierta normalidad es perfecto. Pero cuando no es así ¿qué hacemos?

¿Qué pasa en las familias en las que, por lo que sea, alguien está triste o simplemente nostálgico porque en la mesa falta un ser querido?

Pues pasa que no deberíamos forzar la máquina, ni contenernos y que lo mejor es normalizar la tristeza en las celebraciones dejando que las emociones y los recuerdos fluyan, dedicándoles también un tiempo y un espacio.

En este sentido, he aprendido mucho de la última entrevista que he hecho a José Carlos Bermejo, Director del Centro de Humanización de la Salud de Madrid, en la que le preguntábamos por todo esto. Él nos decía con acierto que en estas celebraciones son frecuentes «las lágrimas furtivas» y que aunque asociemos celebración con alegría, también es un momento para recordar a aquellos que ya no están.

Pienso que es bonito que sea así.

Mi principal duda es cómo abordar la situación cuando hay niños. Este religioso camilo, experto en duelo y acompañamiento, siempre aconseja no dejarles al margen de las muestras de dolor de los adultos, porque la pena, la muerte o el dolor son parte de la vida. Es importante que tengan experiencia de ello desde pequeño. Y si además el testimonio que ven en los adultos es de serenidad, mucho mejor.

Del mismo modo que cuando hay un bebé en una casa, todos acudimos a atenderle si llora, cuando es un adulto al que se siente mal también es importante acompañarle. Y en este caso los más pequeños, que afortunadamente andan por la vida sin filtros a la hora de mostrar afecto, son una gran ayuda para ofrecer consuelo.

La Navidad es tiempo de celebrar muchas cosas, pero también de recordar a los que no están. No dejemos a nadie fuera de nuestra mesa, aunque eso implique que alguna lágrima se cuele en la sobremesa. @amparolatre

Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia hoy se publica diariamente en ocho idiomas: francés, inglés, árabe, italiano, español, portugués, polaco y esloveno.
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
EMANUELLE CUETO RAMOS
Jesús V. Picón
Sacerdote con cáncer terminal: Pierde los ojo...
READING
Gelsomino del Guercio
Las tres reglas fundamentales para los lector...
Orfa Astorga
¿Hasta qué edad es sano vivir en casa de los ...
APOKALIPSA
Vatican Media
El Papa: Está acabando una civilización que s...
COVID
Rodrigo Houdin
COVID-19: Murió aferrado a su rosario y con u...
TRINIDAD Y TOBAGO
Ramón Antonio Pérez
¿Por qué Trinidad y Tobago “echa al mar” a 16...
Philip Kosloski
Cuando sientas que todos conspiran contra ti,...
Ver más