Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
miércoles 22 septiembre |
San Mauricio y compañeros mártires

Hacer los deberes, una fiesta

© Ted Eytan

Amparo Latre Gorbe - publicado el 05/02/17

Lo primero que hago muchas mañanas desde hace poco más de un mes, mientras me tomo mi café con leche, es mandarle un mensaje de buenos días. 

Y cuando no es así, no me quedo tranquila hasta que no saco un hueco para intercambiar unos cuantos mensajes con ella.

dos mujeres abrazadas
© Ted Eytan

Entre nosotras hubo «feeling» desde el principio y me atrevería a decir que en este tiempo en el que no nos hemos visto a causa de su enfermedad, nuestra amistad ha pasado a otra dimensión.

Esta mañana me decía contenta que poder hacer los deberes de inglés con su hija pequeña se ha convertido en una fiesta. Y yo, que a menudo protesto cuando las tareas escolares de mis hijos requieren más implicación por mi parte que la que pienso que debería tener, he sentido una punzada.

Cómo cambia la historia en función de las circunstancias que nos rodean. Lo que en un momento puede verse como una carga, en otro se convierte en un regalo. Y nada como la amistad para que afinemos nuestra manera de mirar nuestro mundo.

Mi amiga se enfrenta a una dura prueba. Supongo que a ratos se preguntará el porqué y el sentido de lo que ahora le toca vivir. Y del mismo modo que yo no siempre sé apreciar el tiempo que comparto con mis hijos, no sé si ella es consciente de las cosas positivas que puede traer la enfermedad, si nos sirve para crecer.

Hay mucha información de la historia que desconozco y muchos matices que se me escapan, pero sí percibo la serenidad de mi amiga y de su marido en medio de las dificultades y también la unidad de una familia que es como una piña. Eso también es un tesoro y no siempre sale a la luz cuando un contratiempo se cruza en el camino.

Querida amiga, te echo de menos, tengo ganas de darte un abrazo real, pero como tú dices «qué son unos meses en la vida de una persona». Poca cosa. Recuperaremos el tiempo perdido, cuando llegue el momento. Mientras tanto, a seguir disfrutando de la vida, de las pequeñas cosas, que tanta felicidad pueden ofrecernos cuando sabemos apreciarlas y de esos mensajes mañaneros con los que las dos sabemos sacar a la otra una sonrisa. @amparolatre

Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
JIM CAVIEZEL
J.P. Mauro
El impactante tributo de Jim Caviezel a la Virgen María
2
HERALDOS
I.Media
La Santa Sede intenta cerrar las escuelas de los Heraldos del Eva...
3
Ary Waldir Ramos Díaz
Papa Francisco: Puede que yo merezca insultos, pero la Iglesia no
4
Gelsomino del Guercio
Los asombrosos diálogos entre el diablo y un exorcista del Vatica...
5
DEVIL,THUMBS UP
Marcello Stanzione
Así avanza la propaganda satanista en internet
6
SINDONE 3D
Lucandrea Massaro
El Hombre de la Sindone, reconstruido en 3D: ¡Son verdad los Evan...
7
FATIMA
Marta León
Ingresa en el Carmelo a los 17 años: “Me lanzo a los brazos de Di...
Ver más