Aleteia

Gente de altura

Comparte
En casa nos gusta mucho. Mi marido y yo le hemos visto crecer, y pasar de ser un chiquillo fibroso con mucho talento a convertirse en un el campeón que es hoy. Mis hijos ya le han conocido en la cresta de la ola y le adoran.

No sé si él es consciente del peso que tiene en niños y jóvenes. Y yo, que me estrujo los sesos cada día, por mostrar a mis hijos cómo es eso de que el esfuerzo merece la pena, que ser bueno y educado es bonito o que la nobleza tiene mucho encanto, siempre encuentro en él un referente con el que llamar la atención de mis hijos.

Hoy, que ha vuelto a brindarnos la ocasión de ponerle por las nubes, me gustaría darle las gracias por ser como es.

No todo el mundo tiene ni la humildad, ni la altura para dejar la popularidad a un lado, arremangarse y ponerse a limpiar, como uno más, en un momento crítico como el que han vivido los vecinos de Mallorca en las últimas horas.

Una lluvia torrencial les ha hecho vivir una auténtica pesadilla y Rafa Nadal no lo ha dudado. Además de transmitir su pésame a los familiares de las personas fallecidas, ha abierto las puertas del centro deportivo que tiene en Manacor para acoger a los que se han quedado sin nada y ha salido a la calle a achicar el agua, como uno más.

Justo después de comentar con «mis adolescentes favoritos» el gesto de Rafa Nadal, nos hemos sentado a ver una entrevista en un programa de televisión, en el que la entrevistada estaba de todo menos sobria.

Es una pena que algunos no se den cuenta del antitestimonio que dan y es una suerte que junto a éstos, haya otros que no hagan más que crecer, no solo en lo deportivo. Afortunadamente, en medio del ajetreo del día, hemos encontrado los cinco minutos necesarios para comentar la jugada y seguir sembrando en la dirección del compromiso y la ayuda al que lo necesita. Solo con el tiempo veremos en qué queda tanta siembra. @amparolatre

 

 

 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Top 10 Amparo Latre Gorbe
  1. Más leido
    |
    Más popular
Ver más