Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
jueves 22 abril |
San Anselmo de Canterbury

Fórmulas y recetas

familia y atardecer al aire libre

DR

familia y atardecer

Amparo Latre Gorbe - publicado el 15/09/16

Ha empezado el curso y veo “fórmulas mágicas” por todas partes. No sé si esto realmente responde a una demanda de padres y docentes, si se debe a la manera que tenemos los periodistas de contar las noticias o si hay un poco de todo.

En los últimos días he leído la receta mágica para convertir suspensos en sobresalientes y para decidir la cantidad ideal de «actividades extra escolares». También varias listas, la de cosas que hay que hacer para que nuestros hijos vayan motivados al colegio y la de defectos que los padres cometemos en relación con la vuelta al cole.

Todo temas interesantes y que a mí me gusta leer, porque siempre encuentro reflexiones sugerentes e ideas para replantear mi modo de hace ciertas cosas. Sin embargo, me parece que nos equivocamos cuando recurrimos a estas fórmulas para solucionar los conflictos que tenemos “de puertas adentro” y que de alguna manera renunciamos a ser creativos y protagonistas en la relación que tenemos con nuestros hijos.

familia y atardecer al aire libre
DR
familia y atardecer

Porque nadie como nosotros sabe cuáles son nuestros recursos reales, tanto materiales como intangibles y cómo funciona la familia cuando estamos todos, que también tiene un potencial. Estas recetas están pensadas en frío, en abstracto, porque no podría ser de otro modo y por eso precisamente somos los padres los que inevitablemente, si queremos acertar, deberemos diseñar nuestra particular manera de hacer las cosas. Cogiendo ideas de aquí y de allá, pero sin delegar lo que solo nos compete a nosotros.

Cuando se habla de las «actividades extra escolares» me acuerdo de mí misma, hace «ta y tantos años». Me apuntaba a todo, no me quedaba ni un minuto libre. Jugaba a baloncesto y ajedrez, iba al conservatorio y a clases de inglés, me interesaba todo. Mis padres jamás me obligaron a hacer nada de esto, yo solita «me complicaba» la vida y era feliz como una perdiz.

Acaba de empezar el curso y todos los que tenemos niños hacemos estos días el encaje de bolillos. Un año más vuelvo a comprobar que lo que ha surtido buen efecto con el mayor, no me sirve con la mediana y menos aún con la pequeña. Y que lo que me sirvió con el mayor el año pasado, ya no es válido este mes de septiembre. Cada uno de ellos es único; en una etapa diferente y nadie como yo conoce sus pequeños secretos (por supuesto no todos). Nuestro pequeño mundo doméstico se mueve a ritmo de vértigo; es un no parar. ¿Cómo va a servirme una receta ajena? Es imposible.

Mis limitaciones y mis torpezas me llevan a escuchar y leer lo que hacen, dicen y proponen otros, pero solo para «inspirarme y coger ideas», que luego me sirven para diseñar mi propia hoja de ruta. Con los años he cambiado el miedo a «no saber cómo hacer algo», por la ilusión de «coger todos los toros por los cuernos» y el deseo de que nadie se meta en mi terreno. @amparolatre

Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
ROBERTA MASCENA
Redacción de Aleteia
Se gradúa con el uniforme de limpiadora de su madre
2
Juan Daniel Escobar Soriano
¿Por qué un católico no puede pertenecer a la masonería?
3
PADRE PIO
Philip Kosloski
Cuando Padre Pío rezaba por alguien, decía esta poderosa oración
4
Salvador Aragonés
La gran preocupación del Papa (y de la que no hablan los medios)
5
Claudio de Castro
Un alma desde el Purgatorio clama: “¡Ayúdame!”
6
SAINT JOSEPH
Philip Kosloski
Esta antigua oración a san José es “conocida por no fallar nunca”
7
DIOS ASI LO QUISO
Adriana Bello
Juan Luis Guerra y Ricardo Montaner le cantan al amor eterno
Ver más