Aleteia

Día Internacional de la Niña

Comparte
Es bonita por dentro y por fuera. Muchos podréis pensar que lo digo porque soy su madre, pero los que la conocéis sabéis que lo es de verdad, objetivamente vamos.

Esta mañana, cuando me he dado cuenta de que celebrábamos el Día Internacional de la Niña no he podido evitar mandarle un correo para decirle que me encanta lo que veo cuando la miro. Sé que cuando lo lea esta tarde vendrá corriendo a darme un abrazo (como hace siempre que le mando vídeos y noticias que sé que le van a interesar) y podré decírselo cara a cara. Le diré también que es “única y especial”. Y que espero que jamás permita que nadie le haga sentir lo contrario.

ABRO PARÉNTESIS: Aunque vivimos en la misma casa nos mandamos mails de vez en cuando. Es una manera de que lean y escriban, de que estén frente a una pantalla pero  viendo y escuchando cosas que me parecen interesantes. También de hacernos confidencias. CIERRO PARÉNTESIS

Con el mensaje le he mandado el vídeo de la última campaña de Campofrío, que en esta ocasión sí me ha gustado.

Me pregunto en qué momento de nuestro desarrollo dejamos de sentirnos especiales y empezamos a tener un problema de autoestima, como dice el vídeo. Y me preocupa que a mí hija Irene, que ya ronda la preadolescencia alguien en algún momento pueda chantajearle o sembrar en ella la inseguridad apuntando a su físico, a sus sentimientos o a sus creencias.

Hace unos días en la peluquería, mientras esperábamos para que le cortaran el pelo las revistas del corazón nos pusieron en bandeja una conversación con mucha miga. “¿Por qué muchas chicas de las portadas de las revistas salen en bikini?” La verdad es que no todas, pero su pregunta me dio juego para hablar con ella de un montón de cosas importantes. Llegó un momento en el que mi cabeza necesitaba un respiro así que me callé y le di un beso. Ella también se quedó en silencio, pero un par de segundos después cogió otra revista con otra portada bien distinta: “¿Te parece sensata la Reina de España?”

Irene es así; no hace preguntas tontas.

Solo tiene 9 años, pero cada vez ve más claro que quiere ser maestra. Siempre le repito que estoy segura de que lo hará genial. Hoy además le hablaré de Entreculturas y de cómo apuestan por la educación como motor de un cambio social.

Con ocasión del Día Internacional de la Niña recuerdan que los sueños Michel Anche (la pequeña de la foto), una niña de doce años, son parecidos a los de mi hija Irene, pero mientras mi hija acude cada día con normalidad al colegio, Michel vive en un país que se recupera de la sacudida de “Mathew”. De nuevo un huracán lo pone todo patas arriba.

michelanche

Creo que sería bueno, que cada una conozca que la otra existe. Sobre todo porque el conocimiento de personas que viven de manera diferente a la nuestra siempre es enriquecedor, sabiendo que más allá de las diferencias, los anhelos del corazón son los mismos aquí y allí.

A los adultos nos toca proteger la infancia y pelear por que ninguna niña deje de ir al colegio por el hecho de ser niña. Solo garantizando su educación podrán tener un futuro. Y las ONG como Entreculturas o Manos Unidas ya lo han dicho muchas veces, en el caso de las niñas y de las mujeres de muchos países de África, Asia y América Latina, la educación de ellas tienen un efecto multiplicador, porque repercute en la familia entera, en la tribu, en la comunidad.

La educación de las niñas supone no solo transformar sus vidas, sino impulsar el desarrollo de las sociedades en las que viven, permitiéndoles salir de la pobreza. Quizás algún día Miquel Anche e Irene puedan mirarse a los ojos, abrazarse, mandarse mails o hacer grandes cosas juntas. No conozco a esta pequeña haitiana, pero intuyo por su mirada, que haría buenas migas con Irene. También Michel Anche es una niña especial y única. Salta a la vista. @amparolatre

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Top 10 Amparo Latre Gorbe
  1. Más leido
    |
    Más popular
Ver más