Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
viernes 16 abril |
Santa Bernardita Soubirous

Católicos amantes del skate

Amparo Latre Gorbe - publicado el 08/06/17

A ver cómo lo podría explicar sin recurrir a una grosería, que es lo que me pide el cuerpo. Porque como le acabo de decir a mi hijo, «qué ganas tengo, de no tener ganas, de lo que tengo ganas».

Y como uno de mis mayores propósitos con mi hijo mayor actualmente es dar ejemplo de autocontrol, no recurriré a la grosería.

Lo que quiero explicar para el que no lo sepa es que los católicos no somos bichos raros. Mi día transcurre como el de tanta gente. Me cuesta levantarme y hay días que no me apetece ir a trabajar. A veces grito a mis hijos aunque deteste dar voces. Me gusta el vino y la cerveza. No sé qué más podría contaros. Me siento afortunada por la familia que tengo, por poder dedicarme a lo que me gusta y tener las necesidades básicas cubiertas. Me gusta reír y en ocasiones también lloro, por agotamiento, por rabia, de pena, también de alegría; porque soy humana en definitiva.

Hoy en una rueda de prensa con el sacerdote que atiende la parroquia de Las Rozas a la que solía ir Ignacio Echeverría (el español que ha perdido la vida en el último atentado de Londres) una periodista se ha extrañado de que un católico fuera aficionado al skate.

La verdad es que el comentario da risa, pero lo que indica es tremendo. ¿Es posible tanto desconocimiento? ¿Se trata de un caso aislado o son más los que piensan que a los católicos no puede gustarnos el rap, los tatuajes o los pantalones deshilachados?

No sé si alguien me verá como un bicho raro, pero lo cierto es que yo me siento una persona poco original.

Ignacio era un chico aparentemente normal, que además de practicar el skate, alimentaba el espíritu en un grupo de Acción Católica. Como ha explicado hoy su párroco, lo que le convertía en una persona extraordinaria es que «su corazón estaba preparado» para poner a su vida una rúbrica que le ha convertido en un héroe.

Llegados a este punto me parece interesante la siguiente reflexión de G.K. Chesterton: «El suicida es el antípoda del mártir. El mártir es un hombre que se preocupa a tal punto por lo ajeno, que olvida su propia existencia. El suicida se preocupa tan poco de todo lo que no sea él mismo, que desea el aniquilamiento general». @amparolatre

Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
RIVELAZIONE
Maria Paola Daud
La Virgen que se apareció en Roma, revelándose a un adventista
2
PADRE PIO
Philip Kosloski
Cuando Padre Pío rezaba por alguien, decía esta poderosa oración
3
Miriam Díez Bosch
¿Un santo en el Titanic?
4
SANDOKAN
Inma Álvarez
La verdadera historia de Sandokán: era español y obispo
5
MARIA DEL VALLE
Esteban Pittaro
Conmoción en Argentina por una joven que falleció tras un aborto ...
6
PADRE CEPEDA
Cecilia Zinicola
El beso de Jesús, la historia de un párroco bendecido con un pequ...
7
SAINT JOSEPH
Philip Kosloski
Esta antigua oración a san José es “conocida por no fallar nunca”
Ver más