Aleteia

Amigos

© Marko Vombergar
Comparte
Siempre es una suerte tenerlos cerca. En días complicados, nada reconforta más que un buen amigo. Y también es con ellos con quienes deseamos compartir las buenas noticias en cuanto se producen.

Parece que siempre han estado ahí, sin embargo los hemos ido escogiendo con los años y han sido los detalles y la perseverancia lo que ha mantenido unas relaciones que hay que cuidar como lo que son, algo delicado que debemos mimar a diario.

Hay amistades que sobreviven a la distancia y otras que parecía que serían eternas y desaparecieron a  la primera de cambio.

Para mí son un tesoro y por eso me esfuerzo para que mis hijos crezcan siendo conscientes de que es importante saber escoger a aquellas personas con quienes quieres compartir la vida. Deberán ser los que estén en los buenos y en los malos momentos; los que nos ayuden a crecer diciéndonos no solo lo que queremos oír, sino también lo que necesitamos que alguien nos diga; los que nos den impulso para luchar por nuestros sueños; los que nos ayuden a sacar lo mejor de nosotros ayudándonos a crecer y los que sepan aconsejarnos para evitar que nos metamos en un lío.

Me preocupa cuando descubro lo superficiales que son a veces las relaciones entre chicos y chicas de la edad de mis hijos. Porque no hay lugar para el sufrimiento en soledad si uno tiene amigos de verdad. Hay sin embargo, muchos jóvenes atormentados, que no son capaces de compartir sus desvelos.

La amistad verdadera también me emociona. Me emociono cuando escucho los consejos de las amigas de «mi mediana» o con el esfuerzo de los padres de uno de los mejores amigos de «mi adolescente favorito» para que ambos puedan tomarse un helado juntos a mitad de verano.

Tener amigos es una suerte, pero a ser amigo también se aprende. Abrir el corazón a otra persona no es fácil. Supone exponerse al otro y mostrar tus debilidades. No todo el mundo está dispuesto a avanzar en este recorrido, porque supone asumir cierto riesgo.

En un mundo competitivo, en el que parece que todos tenemos que aspirar al éxito, hacer ver a mis hijos que es posible sentirse querido cuando te equivocas o cuando te sientes vulnerable, constituye todo un reto.

En el Día Internacional de la Amistad me siento agradecida por todos los grandes amigos que la vida ha puesto en mi camino. También a todos los amigos de mis hijos, que saben darles cariño de un modo diferente y aliento en momentos en los que yo no estoy. @amparolatre

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Top 10 Amparo Latre Gorbe
  1. Más leido
    |
    Más popular
Ver más