Aleteia

Día Mundial de concienciación sobre el autismo

Comparte
Aunque uno de los rasgos que les definen es la dificultad que tienen para expresar sus emociones, mi hija Irene dice que le encantan los abrazos de su amigo Mario.

Pero claro, es que su madre da unos abrazos muy ricos también. Me encuentro con ella cada tarde en la puerta del colegio y siempre me recibe con una sonrisa; siempre con un abrazo. Su día a día es una lucha constante, pero ella no deja de sonreír y para mí su actitud es un ejemplo de cómo hay que encarar las dificultades en la vida.

El Día Mundial de concienciación sobre el autismo este año cae en sábado; por este motivo en el colegio de mis hijos lo celebraron ayer viernes. Fueron todos vestidos de azul. A las cinco de la tarde, Sara de tres años me dijo que habían celebrado el día del amor. Ángel, en sexto de Primaria explicaba que les habían propuesto hacer varias operaciones de cálculo con distracciones como ruidos de ambulancias por todo lo alto e Irene algo parecido. En este caso se trataba de intentar memorizar una poesía que les recitaban con ruidos y música de fondo. Dinámicas sencillas para transimitir la idea y la sensación de las dificultades con las que se encuentran algunos de sus compañeros.

autismo

Un día de colegio interesante, aunque la verdadera riqueza es la convivencia diaria con estos chicos, con sus familias y con los profesores que les atienden. Una lección valiosísima, en la que todos vamos progresando (aunque los resultados no se recojan en ningún boletín de notas) y que nos servirá para toda la vida.

Sin embargo esta batalla no siempre es tierna como los abrazos de Mario, ni de color de rosa. La integración de las personas que tienen Trastono del Espectro Autista (TEA) es una batalla realmente complicada. Ni todos los chicos están igual de integrados, ni todas las familias tienen los mismos recursos para ayudar a sus hijos en sus dificultades. Por eso es tan importante dar visibilidad a este colectivo en jornadas como la de hoy.

De la madre de Mario he aprendido mucho desde que la conozco. Gracias a ella sé lo importante que es hablar a estos chicos con mensajes sencillos, frases cortas y por su puesto sin gritarles. Admiro su habilidad especial para ver qué es importante y qué una chorrada (en la puerta del colegio, a menudo nos mostramos agobiados por bobadas mayúsculas…). Y nunca me olvido de algo que me dijo el día que le pregunté por el futuro de Mario (creo que es lo que más preocupa a los padres): «Nosotros trabajamos, trabajamos y trabajamos. No sé hasta dónde llegaremos, pero no nos ponemos límites».

Un vez leí que estos niños tan especiales nacen en familias normales y las convierten en extraordinarias. Supongo que esto no se cumple en todos los casos, porque ante los contratiempos no siempre sabemos salir reforzados. Pero desde luego en el caso de esta amiga y en el de otras familias que conozco sí es así. Hoy quiero dar las gracias por que la vida haya puesto a esta familia en mi camino. @amparolatre

 

 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Top 10 Amparo Latre Gorbe
  1. Más leido
    |
    Más popular
Ver más