Aleteia logoAleteia logoAleteia
domingo 19 mayo |
Domingo de Pentecostés
Aleteia logo
Historias que inspiran
separateurCreated with Sketch.

II Miss Mundo en silla de ruedas: “Creo en mis capacidades y en mí misma”

Anna Płoszyńska/ facebook

Anna Płoszyńska/ facebook

Anna Płoszyńska/ facebook

Marta Dybińska - publicado el 15/05/24

Anna Płoszyńska está en silla de ruedas a causa de un accidente que le cambió la vida; sin embargo, no se percibe a sí misma a través de su discapacidad: "Ahora se me ocurre que tal vez Dios hizo esto para que yo también pudiera ayudar a los demás, y para que pudiera motivar a otros a hacer cosas"

“Espero ayudar a las mujeres que se encuentran en una situación similar a creer en sí mismas y en el hecho de que pueden ser bellas a pesar de, por ejemplo, tener una discapacidad”, dice Anna Płoszyńska para Aleteia Polonia, quien ganó el título de 2ª Vice Miss Mundo en silla de ruedas.

Aleteia: Unos momentos antes de nuestra entrevista volviste del trabajo. ¿En qué está trabajando la Segunda Vice Miss Mundo?

Anna Płoszyńska: Esa elección es algo extra para mí, desde mis estudios he querido trabajar como protésica dental. También quería ser independiente ante todo. Por suerte para mí, pude encontrar trabajo bastante rápido, porque en mi segundo año de máster ya trabajaba en la profesión. Ahora que me he licenciado, trabajo para una empresa que fabrica prótesis dentales: en el diseño de prótesis con tecnología 3D y en la metalurgia.

¿Ha cambiado tu vida profesional desde que recibió el título de subcampeona?

En realidad no ha cambiado, aparte de que todo el mundo en el trabajo me felicita. Mi vida laboral sigue igual. Ya he recibido muchos pedidos de prótesis, así que tengo que volver a trabajar duro. De vez en cuando alguien me aborda y me pregunta si soy yo. Ahora se me reconoce un poco más. Es bonito que alguien me reconozca.

También eres cinturón negro de kárate y has ganado varias medallas en Campeonatos del Mundo y de Europa. Supongo que para ti nada es imposible.

Quiero demostrar que todo es posible, que nada es imposible. Si alguien ha oído hablar de mí, espero que eso contribuya un poco a cambiar la percepción de las personas con discapacidad.

Eres extremadamente activa. ¿De dónde sacas tanta energía para ser activa?

Yo misma me pregunto a veces de dónde saco tanta energía para actuar (risas). Creo que tengo una misión interior que cumplir, demostrar que no hay límites en nuestras vidas y que podemos hacer lo que queramos.

Fui atleta durante mucho tiempo, antes del accidente entrenaba kárate; el alma de atleta ha permanecido en mí. Ahora practico natación y antes bailes de salón. Quería hacer algo todo el tiempo. No me gusta aburrirme, no me gusta estar pasiva. Me gusta cuando pasa algo, aunque a veces también me canso, pero a la larga “no hacer nada” me cansa.

¿Qué pasó después del accidente? ¿Hubo lágrimas de impotencia?

No tuve un periodo de crisis o depresión como tal, porque desde el principio no pensé que mi vida se había acabado. Sabía que sería diferente, que tendría que resolverlo todo mentalmente; pero también sabía que podía vivir y disfrutar de la vida. Quería ser independiente desde el principio, y eso también me ayudó a sobrellevarlo.

¿Cómo afronta sus peores momentos?

Como todo el mundo, tengo momentos de debilidad, de impotencia y a veces cuando tengo un día más difícil, cuando me duele la espalda o tengo las piernas muy tensas me harto de todo. Entonces me dan ganas de llorar contra la almohada, pero me levanto muy rápido y sigo intentando seguir adelante.

Ahora se me ocurre que tal vez Dios hizo esto para que yo también pudiera ayudar a los demás”

¿Y después del accidente te sentirste en contra de Dios?

Intenté no decir “y si…”… Pensaba más bien en que las cosas siempre podrían ser peores: que podría no estar aquí, que podría haberme dañado la columna más arriba… Intenté ver lo positivo de lo sucedido. Ahora se me ocurre que tal vez Dios hizo esto para que yo también pudiera ayudar a los demás, y para que pudiera motivar a otros a hacer cosas, porque no todo el mundo es tan fuerte mentalmente y se desenvuelve bien en los momentos difíciles. Y creo que yo también puedo inspirarles con mi persona.

¿Alguna vez has tenido complejos?

Siempre fui una persona que se gustaba a sí misma. Y no solía tener demasiados complejos. Intentaba que nadie me acomplejara. En la familia siempre se dijo que yo no tenía base para tener complejos.

¿Después del accidente eso cambió un poco?

Después del accidente tuve momentos en los que me consideraba inferior, a través del prisma del hecho de conducir. Tuve que elaborarlo todo en mi cabeza. Me creé muchas historias, y no eran necesariamente ciertas. En este momento tengo confianza, creo en mis capacidades y en mí misma. Espero ayudar a las mujeres que se encuentran en una situación similar a creer en sí mismas y en que pueden ser bellas a pesar de tener una discapacidad, por ejemplo.

¿Qué significa para ti la discapacidad?

No me miro a mí misma a través del prisma de mi discapacidad. De hecho, mi discapacidad surge cuando mi entorno no está adaptado a mis necesidades.

¿Cómo expresas tu feminidad a diario?

Admito que me gusta la comodidad. Mi novio dice que estoy más guapa sin maquillaje. Suelo llevar cosas ajustadas para mostrar mi figura, no me avergüenzo de ella. Tengo las piernas muy delgadas, pero no las tapo de ninguna manera. En verano llevo vaqueros ajustados y pantalones cortos. Creo que una mujer puede estar atractiva no solo con vestidos.

¿Te gustaría ser madre?

Me gustaría. Estoy pensando en formar una familia en el futuro. Los dos lo estamos pensando. Mi discapacidad no me impide en absoluto formar una familia. Y sé que después de cuidar a mi sobrino, podría arreglármelas.

Mantienes una buena relación con tu padre. ¿Siempre ha sido así?

Mi padre me ha apoyado desde que era una niña; cuando tenía ocho años murió mi madre y desde entonces solo me ha criado mi papá. Siempre me ha apoyado, ha sido mi padre y mi madre. Después de mi accidente también fue un gran apoyo. Y así sigue siendo hoy. Ahora también apoyamos a mi hermano, que tiene graves problemas de salud.

¿Hay esperanzas de que algún día puedas valerte por ti misma?

No. No siento las piernas ni las muevo. Mi lesión medular es tan grave que, desgraciadamente, si no hay avances médicos, no podré mejorar de ninguna manera.

Volvamos a la Gala Final. ¿Tuviste alguna premonición?

Tenía la tranquila esperanza de poder ganar el título. En la propia Gala Final, una vez que leyeron los títulos, cada vez tenía más esperanzas de ganar uno de los principales, porque al principio leyeron los títulos complementarios y luego no me leyeron. Pensé que, como no me llamaban, tenía más posibilidades de ganar uno de los títulos principales. Y así fue. Me leyeron como 2da Vice Miss Mundo.

¿Y entonces qué?

Alegría, felicidad, emoción de que me apreciaran, de que alguien se hubiera fijado en mí.

Tags:
discapacidadentretenimientotestimonio
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...




Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.